Emerald Fennell: de interpretar a Camilla en The Crown a dirigir una película que va al Oscar

Milagros Amondaray
·7  min de lectura
Una mujer rubia
Una mujer rubia

A Emerald Fennell, actriz, productora, autora, guionista y realizadora británica, las ideas para diferentes proyectos la abordan en los instantes menos pensados, por lo cual siempre termina olvidándose los detalles. Así se define, como una “escritora amnésica”, alguien que luego intenta aprehender los pormenores de esos flashes que se le esfumaron por al aire (o la mente).

La carrera al Oscar 2021: todos los nominados a los premios Globo de Oro

Hace cinco años, de acuerdo a lo que le contó al portal IndieWire, se le presentó la imagen de una mujer recostada en una cama. “El concepto era que estaba allí, borracha, y que alguien intentaba removerle la ropa interior, mientras ella le preguntaba qué era lo que estaba haciendo. De repente, la imaginé cambiando el tono de voz de un momento a otro, y diciéndole al hombre ‘¿qué estás haciendo?’, bien sobria. Eso me vino todo junto y ese fue el comienzo de todo”. Ese “todo” es ni más menos que su ópera prima como realizadora, Promising Young Woman, por la que recientemente fue nominada a los Globos de Oro como mejor guionista y directora y que, de acuerdo a cómo avancen los protocolos sanitarios por la pandemia de coronavirus, se estrenaría en la Argentina el 8 de abril bajo la traducción Hermosa venganza. Carey Mulligan -gran candidata para ganar el Oscar este año- interpreta a Cassie, una mujer que se encuentra muerta en vida -ni siquiera recuerda su fecha de cumpleaños- tras perder a su mejor amiga, víctima de abuso sexual, a quien se propone vengar mediante una serie de hechos mostrados en varios capítulos que la directora filma con toques de comedia negra y una angustia que está todo el tiempo latente. En ese aspecto, Promising Young Woman también es la historia de un duelo.

Antes del film que podría asegurarle varias nominaciones al premio de la Academia el 15 de marzo, Fennell se movió por diversos terrenos. Incansable, inclasificable, pero siempre magnética, podríamos definirla como una creadora. Creadora de historias, de personajes, de formas de ver el mundo: una esteta.

De pasar inadvertida hasta obtener el rol que torció el rumbo

Quizá cueste recordarla, pero allí estuvo. La actriz británica personificó a la Sra. Smythe-Willard en Albert Nobbs junto a Glenn Close; a la princesa Merkalova en la ambiciosa reversión que hizo Joe Wright de Anna Karenina; y a Elsa en La chica danesa. En TV, también estuvo. Fennell formó parte de la aclamada serie de Heidi Thomas Call the Midwife de 2013 a 2017, dos años antes de asumir una enorme responsabilidad: ejercer el rol de productora ejecutiva y guionista de la segunda temporada de Killing Eve, a pedido de su creadora y gran amiga, Phoebe Waller-Bridge, a quien conoció en 2011 en el rodaje de Albert Nobbs. Fennell no se cansa de repetir el gran clima que genera la protagonista de Fleabag a la hora de trabajar, un ámbito ameno donde ninguna opinión pasa inadvertida, y donde, como ella misma afirma, se fomenta la libertad de la mujer a la hora de escribir. De hecho, por su guion del segundo episodio, “Nice and Neat”, Fennell recibió su primera nominación al Emmy.

“Es la persona con más estilo que conozco, no solo en su trabajo o en su apariencia, sino también en su espíritu, en su forma de hablar y de comportarse”, expresó Waller-Bridge sobre su amiga en las páginas del New York Times. De hecho, podríamos decir que esa mirada inventiva la heredó de sus padres, el prestigioso diseñador de joyas Theo Fennell y la escritora de Dead Rich, Louise Fennell. Asimismo, su hermana Coco es una importante diseñadora que contribuye en sus trabajos y en su estilismo. Basta ver un fotograma de Promising Young Woman para que quede claro que la estética importa, desde cómo Cassie lleva su pelo y se pinta las uñas, hasta el empapelado del café donde trabaja. Y la música, claro. En la música también está la clave.

Una mujer
Una mujer


Emerald Fennell como Camilla en The Crown (Netflix/)

Camilla Parker Bowles, el rol que le dio visibilidad. Si bien Fennell era una respetada guionista y autora -tiene cuatro novelas, la mayoría de ellas para niños, como Shiverton Hall-, no fue hasta la tercera y cuarta temporada de The Crown que su nombre empezó a sonar con más fuerza. La actriz fue elegida para interpretar a la actual duquesa de Cornualles. “Estoy completamente emocionada y al mismo tiempo aterrorizada de estar uniéndome a este elenco tan talentoso. Estoy agradecida a mis años de adolescencia que me han preparado para interpretar a una fumadora, amante de los besos de pelo corto”, le dijo la actriz a Entertainment Weekly. Por su trabajo, aspira a un premio del Sindicato de Actores junto al resto del elenco de la serie de Peter Morgan, que se encuentra nominado como mejor cast de un drama. 2021 parece ser, definitivamente, el año de Fennell.

Promising Young Woman y la promesa de una carrera imparable

Esa primera imagen que se le apareció a Fennell de una mujer que cambiaba el tono de voz para esbozar una dura pregunta en un contexto desgarrador -un intento de abuso sexual- se traduce en Promising Young Woman en una escena que no solo revierte las expectativas y sorprende sino que además nos interpela a través de su búsqueda por la incomodidad. Todo el largometraje está atravesado por esa finalidad. “Quería tomar un género que estaba establecido como lo es el thriller de venganza, pero cambiar las reglas un poco”, aseveró. “Es parte de la diversión que viene con llevar algo a cabo, todos los engaños y las falsas pistas. Me gustaba mucho ese abordaje, mis películas favoritas cuentan con eso. Es interesante, ¿no? Como a veces la audiencia instintivamente está pidiendo sangre”, se pregunta.

Un equipo de filmación
Un equipo de filmación


Emerald Fennell en el rodaje de Promising Young Woman (GROSBY GROUP/)

Fennell toma la venganza de Cassie por la muerte de Nina como si fuera solo la punta del iceberg para una conversación mucho más grande. En Promising Young Woman se muestra no solo a los perpetradores de abuso sino también a los cómplices que, por error o deliberada omisión, amparan a los victimarios. “Uno como espectador quiere confiar en muchos personajes de la película, incluso en algunas mujeres, pero es difícil”, aclara. Por lo tanto, Fennell pone el foco en diferentes formas de machismo porque ese es su recorte. Desde el taxista que elige ignorar un potencial episodio de abuso al prototipo de hombre dulce que se aprovecha de la indefensión. En ese sentido, la realizadora convocó a un elenco imbatible con Mulligan a la cabeza, e intérpretes secundarios que tienen su momento para dejar una marca, como Alison Brie, Bo Burnham, Laverne Cox, Jennifer Coolidge, Alfred Molina, Connie Britton, y Molly Shannon, entre otros.

Una joven tomando una malteada
Una joven tomando una malteada


Carey Mulligan en Promising Young Woman (GROSBY GROUP/)

Voces femeninas. En 2017, Fennell le dio el guion de su ópera prima a LuckyChap Entertainment, la productora de Margot Robbie, la cual compró su material. El rodaje, acontecido en marzo de 2019, duró apenas 23 días. “Sabía que quería dirigir más que nada, tengo mucha admiración por los actores y actrices que pueden trabajar en sus películas, pero yo no tengo esa capacidad”, declaró, si bien tiene un cameo en el film donde las mujeres se hacen escuchar incluso desde su brillante soundtrack, con la versión instrumental de Anthony Willis de “Toxic” de Britney Spears; la adictiva gema pop de Paris Hilton “Stars Are Blind”, y la sublime “Angel of the Morning” de Juice Newton. En cuanto al objetivo del film, para Fenell, su primer largometraje no intenta dejar mensajes sino generar opiniones contrapuestas, con ¡Huye! de Jordan Peele como inspiración.

Carey Mulligan, Emerald Fennell, Bo Burnham y Laverne Cox en el rodaje de Promising Young Woman
Carey Mulligan, Emerald Fennell, Bo Burnham y Laverne Cox en el rodaje de Promising Young Woman


Carey Mulligan, Emerald Fennell, Bo Burnham y Laverne Cox en el rodaje de Promising Young Woman (GROSBY GROUP/)

“Verla fue una experiencia increíble porque muestra de forma perfecta y brillante la microagresión, es siempre fascinante observar cómo la audiencia reacciona tan distinto a eso. Algunas personas se ríen, otras se incomodan, pero hay algo en ella, es divertida, entretenida, fluye, pero es poderoso lo que yace en la historia. Pienso que si querés contar algo, tiene que ser una historia que realmente signifique mucho para vos”, explica, y asevera que intentó causar un fuerte impacto con Promising Young Woman, película que no pasará inadvertida en la carrera al Oscar de los próximos meses.

Mientras tanto, Fennell se prepara para ultimar los detalles de su próximo proyecto: el guion de una nueva versión de Cenicienta para el cual trabajó con Andrew Lloyd Webber, musical al que define como “una comedia romántica pura” que aguarda paciente la posibilidad de su estreno en Londres.

Carey Mulligan, una actriz que suena fuerte en la carrera por los Oscar 2021