Emblemático caso de esterilización forzada en el Gobierno de Fujimori ante la CIDH

Agencia EFE
·3  min de lectura

Lima, 23 mar (EFE).- Uno de los emblemáticos casos de esterilización forzada durante el Gobierno de Alberto Fujimori, que corresponde a Celia Ramos, fallecida en 1997, fue expuesto este martes por su familia en búsqueda de justicia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

La audiencia virtual fue conducida por Antonia Urrejola, quien remarcó que este caso "es relevante no solo para Perú, sino para las mujeres y hombres en el continente sometidos a esterilización forzada" en diversas circunstancias.

Las hijas de Celia Ramos y los abogados de la organización feminista Demus, Milton Campos y María Ysabel Cedano, explicaron las circunstancias en que la víctima fue sometida a una operación de ligadura de trompas y días después falleció por complicaciones en la cirugía.

FORZADA A SER OPERADA

"A mi mamá la estuvieron acosando para que se realice la operación, ella no quería, tenía miedo", dijo a la sala una de las hijas de Ramos.

La cirugía de la víctima se hizo en una posta médica de la localidad de Catacaos, en la región costeña de Piura, que no contaba con los equipos mínimos para atender una operación de ese tipo y que en plena intervención las enfermeras tuvieron que salir a buscar unos calmantes, según relató uno de los abogados citando a testigos.

"Dijeron que mi mamá había muerto por complicaciones de un tumor que tenía, lo cual se ha comprobado que fue falso", agregó la hija de Ramos.

POLÍTICA NACIONAL DE PLANIFICACIÓN

Durante el segundo periodo de Fujimori, entre 1995 y 2000, el Ejecutivo peruano implementó un Programa Nacional de Planificación Familiar y Salud Sexual y Reproductiva, que realizó esterilizaciones forzadas a más de 200.000 personas, la mayoría quechuas, pobres y campesinas.

Más de 1.300 víctimas por lesiones graves y cinco mujeres que fallecieron a consecuencia de esas operaciones han llevado actualmente estos casos a la justicia peruana, después de que investigaciones fiscales previas fueron archivadas en los últimos años.

"Celia y las miles de mujeres víctimas de esterilizaciones forzadas tienen el derecho a verdad, justicia y reparación integral", afirmó la abogada Cedano.

FUJIMORI COMO AUTOR MEDIATO

Durante la audiencia del caso de Celia Ramos contra el Estado peruano, el fiscal superior Daniel Jara indicó que el caso de Ramos está comprendido en el proceso penal por el delito de lesiones graves seguido de muerte, que tiene como presuntos autores mediatos al expresidente Fujimori, tres exministros de Salud y exfuncionarios sanitarios.

Junto a Ramos hay otras cuatro víctimas mortales y también se investiga el delito de lesiones graves en el contexto de violaciones de derechos humanos para otras 1.300 mujeres.

"Los hechos son especialmente graves y particularmente complejos", indicó el fiscal al asegurar que el Ministerio Público cumple con su rol de iniciar y sostener la persecusión del delito.

En tanto, el representante del Estado peruano, Carlos Llaja, afirmó que "mal haríamos como Estado peruano en adelantar opinión" sobre los cargos, e insistió en que "ya hay una investigación en curso" y que "es un caso complejo, con más de 1.300 personas, que tienen derecho a manifestarse, lo cual implica una actividad procesal importante".

La próxima audiencia del proceso sobre las esterilizaciones forzadas en el Gobierno de Fujimori se realizará el miércoles en Lima y se estima que, como en las anteriores, el exmandatario no acudirá porque sostiene que su extradición de Chile en 2007 no contempló que pueda ser juzgado por este caso.

(c) Agencia EFE