Embiste Merkel contra alianza regional con la ultraderecha

Berlín, 6 Feb (Notimex).- La alianza regional que permitió a la Alternativa para Alemania (AfD), de extrema derecha, contribuir con sus votos a la elección de un nuevo jefe de gobierno provincial, fue considerada como "imperdonable" por Ángela Merkel, canciller federal de Alemania.

El "terremoto político" por el nuevo avance de la extrema derecha alemana, uno de cuyos grupos está bajo observación por la sospecha de que podría erosionar el orden constitucional, llevó a la renuncia este jueves del electo Thomas Kemmerich al frente del gobierno de Turingia.

Esa elección "rompió una convicción básica mía y también de la CDU", la gobernante Unión Democristiana, dijo Merkel desde la sudafricana Pretoria, donde la alcanzó el sismo político que vive el país europeo.

La víspera la AfD sumó sus votos en el parlamento del central estado libre de Turingia, uno de los 16 que conforman Alemania, a los de la CDU y del Partido Demócrata Liberal (FDP), para elegir a Kemmerich al frente del gobierno local.

Como es usual en los sistemas parlamentarios, este martes fueron a votación diversas coaliciones para gobernar Turingia. La mayoritaria conformada por los socialdemócratas y los verdes encabezada por Bodo Ramelow, líder del partido La Izquierda, que ganó las primeras dos votaciones sin mayoría absoluta.

Para la tercera ronda, la AfD se quedó sin apoyos para su líder Christoph Kindervater y sus diputados votaron en bloque por el liberal Kemmerich lo que le permitió ganar por un sufragio la jefatura de gobierno estatal a Ramelow, recordó la Deutsche Welle (DW).

Este jueves, Kemmerich reconoció que le sería imposible gobernar pues carecería de apoyos, y dijo que su victoria gracias a los votos de la ultraderecha fue "un truco pérfido" de la AfD.

La renuncia fue resultado de presiones desde la propia Merkel, quien había demandado revertir y anular el resultado, y advirtió que al menos su partido, la CDU, no tomaría parte en el gobierno electo del cual ya formaba parte la extrema derecha.

En Turingia la AfD se encuentra encabezada por Björn Höcke, una figura partidista radical y miembro de "El ala", vigilado por la Oficina Federal para la Protección de la Constitución, pues se ve posible que impulse planes contra el orden constitucional alemán, señaló la DW.

-Fin de nota-

NTX/I/JEH/FJ/