Embargado por Europa, el petróleo ruso se vuelca a China y a India

·1  min de lectura

Rusia anuncia que reducirá en 2022 y 2023 su producción de crudo debido a las sanciones internacionales. Su aliado chino aumentó su importación de petróleo ruso en un 55%.

Este año, Rusia producirá 9,3% menos crudo que en 2021. El próximo año producirá un 9,8% menos. Así lo indica en el borrador sobre la política presupuestaria del ministerio de Finanzas para 2023, 2024 y 2025 difundido por la agencia oficial TASS. Se reduce la producción por la prohibición decidida por la Unión Europea de comprar petróleo ruso o derivados, a raiz de la guerra en Ucrania.

Además, el gobierno indica que el precio del barril Urals será de 80,1 dólares a finales del 2022, para luego bajar a 61 dólares en 2025.

China por su parte incrementó sus importaciones de petróleo ruso en un 55% en mayo pasado, según las autoridades aduaneras chinas. Importó casi 8,5 millones de toneladas de petróleo ruso, es decir tres millones de toneladas más que en la misma época el año pasado.

Rusia es ahora el mayor exportador de oro negro hacia China, superando a Arabia Saudí.

Pekín se rehúsa a condenar la guerra de Moscú. La semana pasada, el presidente Xi Jinping incluso prometió a Vladimir Putin el apoyo de China a la "soberanía y seguridad" rusas.

Nuevos aliados económicos

El Kremlin busca intensificar la cooperación económica entre ambos países. Las sanciones occidentales han aislado a Moscú y la han privado de su principal fuente de ingresos. Busca nuevos mercados y proveedores para sustituir a las grandes empresas extranjeras que han abandonado Rusia desde el inicio de la guerra.


Leer más

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.