Rhode Island, cerca de prohibir amenazas a empleados por estatus migratorio

·2  min de lectura

Nueva York, 2 jul (EFE News).- La Legislatura de Rhode Island aprobó este jueves una propuesta de ley que prohíbe a los empleadores denunciar o amenazar con denunciar el estatus migratorio de un empleado porque haya informado irregularidades o podría hacerlo de su centro de empleo.

Con esta acción se enmendó la ley de protección de denunciantes para agregar la denuncia o amenaza por estatus migratorio, de acuerdo con un comunicado de la Asamblea General del estado.

"Todos nuestros trabajadores merecen el derecho a denunciar conductas indebidas y violaciones en el lugar de trabajo, como robo de salario o riesgos para la seguridad, sin temor a represalias, independientemente de su estado migratorio", indicó el representante David Morales, demócrata de la ciudad de Providence, autor del proyecto.

"Desafortunadamente, hay algunos empleadores maliciosos que ejercen la amenaza de deportación o el miedo como un arma poderosa para abusar de los empleados y violar la ley libremente con impunidad", agregó el legislador.

Morales indicó que la propuesta de ley surgió luego de que los sindicatos y grupos comunitarios denunciaran "con demasiada frecuencia" que trabajadores testigos o víctimas de fraude temen denunciar la situación por miedo a que se llame a las autoridades de inmigración.

Esas amenazas, afirmó, deben ser reconocidas por el estado de la misma forma en que se reconocen otras amenaza y abusos.

Por su parte, la senadora Meghan Kallman, patrocinadora de la medida en la Cámara Baja, lamentó que hay personas que contratan indocumentados para poder tomar ventaja y violar la ley porque saben que estos trabajadores no quieren involucrarse con la autoridad.

"Con esta legislación, rechazamos eso como el plan de negocios ilegal e inmoral que es, mientras defendemos los derechos, la seguridad y la dignidad de todos los empleados", afirmó en el comunicado conjunto.

La ley, que debe ser todavía firmada por el gobernador estatal, el demócrata Daniel McKee, prohibiría además amenazas de despido y recortes de salarios, entre otras penalidades al inmigrante, y triplica la cantidad que pueden reclamar por esta práctica.

En caso de ser finalmente firmada por McKee, Rhode Island se sumaría a otros estados que ya tienen medidas similares para prohibir amenazas por el estatus migratorio, como California, Colorado, Maryland y Virginia.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.