Estaba embarazada, pensaban que eran gemelos, pero era una beba de 6 kilos

·2  min de lectura
La madre reveló que todavía no puede cargar a la bebé porque sus órganos "se dañaron" y no puede hacer esfuerzo físicos
La madre reveló que todavía no puede cargar a la bebé porque sus órganos "se dañaron" y no puede hacer esfuerzo físicos

Una mujer dio a luz a la segunda beba más grande de Inglaterra luego de que los médicos pensaran que se trataba de gemelos. Si bien al inicio de su gestación el obstetra le garantizó a los padres que se trataba solo de un bebé, comenzaron a dudar al ver el crecimiento constante de la panza de la madre y el día del nacimiento se encontraron con la gran sorpresa.

Cuáles son los síntomas de coronavirus en niños

Amber Cumberland (21), de Aston, Oxfordshire, dio a luz a Emilia el pasado 16 de abril, una beba de casi 6 kilos que por ahora tiene el título del segundo bebé más grande que jamás haya nacido en ese país. Durante los meses de gestación, los médicos creyeron que con una panza gigantesca, era posible que hubiese un hermano gemelo secreto del que iban a saber solo el día del parto, pero en lugar de eso nació “una beba regordeta”.

La bebé nació el 16 de abril pasado a través de una cesárea
La bebé nació el 16 de abril pasado a través de una cesárea


La bebé nació el 16 de abril pasado a través de una cesárea

La recién nacida es la segunda niña más grande jamás nacida en el Reino Unido después del récord de 2012 de 14 libras 4 oz (6,5 kilos). Según indica Daily Mail, Amber fue inducida al parto ya que tenía casi dos semanas de retraso de la fecha prevista y pasó 24 horas en trabajo de parto hasta que la bebé llegó al mundo a través de una cesárea de emergencia.

“Durante el embarazo, los médicos pensaron que eran gemelos, porque era muy grande, aunque solo pudimos ver uno en las ecografías. La escuchamos tanto que en realidad comenzamos a creer que había otro escondido allí”, dijo la flamante madre primeriza.

La madre reveló que todavía no puede cargar a la bebé porque sus órganos "se dañaron" y no puede hacer esfuerzo físicos
La madre reveló que todavía no puede cargar a la bebé porque sus órganos "se dañaron" y no puede hacer esfuerzo físicos


La madre reveló que todavía no puede cargar a la bebé porque sus órganos "se dañaron" y no puede hacer esfuerzo físicos

“Cuando nació, Scott (su marido) tenía la cara pálida y todos los cirujanos se miraban conmocionados entre sí, riendo. Me la llevaron y me dijeron: ‘Felicidades, has tenido una niña pequeña’”, relató la mujer y agregó: “Estábamos tan contentos de que solo fuera un bebé y de que estuviera sana”.

En el tercer trimestre la panza de la mujer comenzó a crecer de tal forma que alcanzó el tamaño promedio de un bebé de 36 semanas y vista durante su ecografía de la semana 32. “Durante la cesárea, se necesitaron dos personas para sacarla y una para retener todo para sacarla”, reveló.

Coronavirus en Argentina: el minuto a minuto de la situación sanitaria al 29 de abril

No le quedaba nada del conjunto de ropa que trajimos, pero afortunadamente teníamos algo de ropa de repuesto para 0-3 meses en casa y el personal del hospital tuvo que buscar pañales más grandes de pediatría para nosotros”, aseveró.

La flamante madre ahora se encuentra recuperándose de tamaña hazaña al traer a una bebé tan grande al mundo.