Embajadora: Rusia sin duda se inmiscuyó en comicios de EEUU

Fotografía de archivo del 27 de marzo de 2017 de la embajadora de Estados Unidos ante Naciones Unidas Nikki Haley mientras habla con reporteros fuera de las oficinas generales de la ONU. (AP Foto/Seth Wenig)

WASHINGTON (AP) — La embajadora de Estados Unidos ante Naciones Unidas dijo que no hay duda de que Rusia estuvo involucrada en las elecciones presidenciales que ganó el candidato republicano Donald Trump y que una vez que concluyan las investigaciones, las acciones del Kremlin serán enfrentadas.

"No queremos que ningún país participe en nuestras elecciones, nunca", declaró Nikki Haley en una entrevista transmitida el domingo por el programa "This Week" de la cadena ABC.

El presidente ruso, Vladimir Putin, ha negado reiteradamente que su país se haya entrometido en la contienda electoral entre Trump y la demócrata Hillary Clinton.

Aunque el gobierno de Trump ha rechazado todo señalamiento de que Trump o su equipo de campaña tuvieron contactos inapropiados con Rusia, Trump mismo ha dicho que cree que los operadores rusos hackearon los correos electrónicos del Partido Demócrata, pero que cualquier participación de Rusia en las elecciones no afectó el resultado final.

Las agencias de inteligencia estadounidenses han llegado a la conclusión de que Rusia intentó ayudar al equipo de campaña de Trump. Tanto el FBI como comisiones del Congreso están investigando si el gobierno ruso se coordinó con allegados de Trump durante la campaña.

Ya como presidente, Trump persuadió a Haley para que dejara el cargo de gobernadora de Carolina del Sur para que representara a Estados Unidos en Naciones Unidas. En la entrevista con ABC, la diplomática dijo que Trump no le pidió que se abstuviera de criticar a Rusia. Añadió que ella estaba "golpeando a Rusia" en varios temas, como las acciones de Moscú en Crimea y su disputa con Ucrania.

"No hay amor ni nada parecido con Rusia en este momento", dijo. "Ellos entienden que estamos recuperando nuestra fuerza, que hemos recuperado nuestra voz y que estamos comenzando a liderar de nuevo. Honestamente, en Naciones Unidas, eso es el comentario que recibo más, de que ellos están muy felices de ver a Estados Unidos liderar de nuevo".

Haley dijo que Estados Unidos también está presionando a China para que adopte una postura más firme con respecto al programa nuclear de Corea del Norte. China proporciona apoyo diplomático y económico a su vecino, pero dice tener una influencia limitada sobre el gobierno de Kim Jong Un.

Hasta ahora las resoluciones de la ONU han fracasado en impedir que Corea del Norte realice pruebas nucleares y de misiles. El año pasado, Corea del Norte llevó a cabo dos pruebas nucleares y dos decenas de pruebas de misiles balísticos.