Embajadora niega excepcionalidad de Suecia en lucha contra COVID-19

por Samuel Cortés Hamdan

México, 18 May (Notimex).- La estrategia de salud de Suecia frente a la pandemia de COVID-19, citada como contraria al confinamiento masivo, no es muy diferente de cualquier otra, consideró la embajadora del país nórdico en México, Annika Thunborg.

La diplomática destacó que la estrategia de Suecia, pese a ser señalada en todo el mundo por no implementar restricciones severas ni suspender actividades escolares, también protege a la población más vulnerable de la sociedad ante la pandemia de coronavirus.

Ésta está integrada por los adultos mayores, ya que entre los fallecidos se registra un promedio de edad de 80 años, por lo que las autoridades han priorizado su atención, explicó la embajadora en una reciente entrevista con Notimex.

Thunborg resaltó que el objetivo central del accionar sueco es el mismo que el de todos los países: salvar vidas humanas.

“Nuestras prioridades son salvar vidas, limitar el contagio y proteger a las personas vulnerables, igual que las de cualquier otro país. Las medidas concretas que Suecia ha adoptado son adecuadas para las condiciones de la sociedad sueca y cada país tiene que adoptar medidas adecuadas para sus condiciones.

“Hemos adoptado una estrategia sustentable de largo plazo que va a durar por mucho tiempo porque tomamos la crisis de la pandemia muy en serio”, comentó la embajadora, y explicó que se trata de un plan en consonancia directa con el fuerte estado de bienestar de Suecia.

En general, la sociedad sueca es saludable, hay un sistema de salud universal, se ha alcanzado una importante equidad de género y ambos padres de familia suelen trabajar, enumeró.

Ante estas condiciones, la atención del gobierno se centra por ahora en las personas de la tercera edad, con medidas adicionales para protegerlas mejor.

Sobre el señalamiento de que la estrategia sueca ante el COVID-19 consiste en buscar que la sociedad adquiera inmunidad de rebaño, Thunborg explicó que se trata de un malentendido.

“No estamos tratando de adquirir inmunidad de rebaño, tal inmunidad es una consecuencia de cómo se desarrolla la propagación del virus, es un estatus científico que se ha logrado, no es una estrategia política”, especificó.

Hasta este 18 de mayo, Suecia reporta más de 30 mil casos confirmados de COVID-19 y cerca de tres mil 700 muertes por complicaciones derivadas de la enfermedad, de acuerdo con cifras reflejadas por la Universidad John Hopkins de Baltimore, Estados Unidos, que lleva un balance actualizado de la propagación de la pandemia a partir de los reportes oficiales de cada país.

-Fin de nota-

NTX/I/SCH/JGM