Embajadora de EEUU defiende informe sobre Bengasi

Más destacado

NACIONES UNIDAS (AP) — La embajadora estadounidense ante la ONU Susan Rice dijo el miércoles que la primera versión que dio del ataque en el que perdieron la vida el embajador estadounidense en Libia y tres estadounidenses más en Bengasi se basó en la valoración inicial del estamento de inteligencia y siempre estuvo sujeta a revisión y actualización.

Rice dijo que respeta al senador republicano John McCain, quien la ha criticado, pero afirmó que "algunas de las declaraciones que hizo sobre mí carecen de fundamento, aunque espero tener la oportunidad en el momento adecuado para conversar con él sobre todo esto".

La embajadora recibió una lluvia de críticas de los republicanos durante la campaña electoral por la presidencia debido a los comentarios que hizo y en los que atribuyó el ataque a una turba airada a causa de la difusión de un video antimusulmán en YouTube.

El ataque ocurrió en el 11mo aniversario de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 contra Estados Unidos y los detractores de la diplomática dijeron que evidentemente la acción estuvo vinculada a esa fecha. El embajador estadounidense en Libia, Chris Stevens, y otros tres estadounidenses murieron en el ataque.

Rice ha pasado al centro de la atención debido a sus estrechos vínculos con la Casa Blanca y a decir de diversos sectores se perfila como la primera opción del presidente Barack Obama para reemplazar a la secretaria de Estado, Hillary Clinton, quien no continuaría en el cargo en el segundo periodo de gobierno del mandatario.

Rice dijo a la prensa afuera del Consejo de Seguridad de la ONU que "como diplomática de alto rango de Estados Unidos, acepté la petición de la Casa Blanca de presentarme en programas dominicales para conversar sobre una gama completa de asuntos de seguridad nacional del día, que en ese momento fueron principal y particularmente las protestas que se desarrollaban y suponían un peligro para muchos recintos diplomáticos, los recintos diplomáticos estadounidenses alrededor del mundo, así como el programa nuclear de Irán".

"El ataque contra nuestras instalaciones en Bengasi obviamente fue un punto importante", indicó Rice.

Horas antes de los hechos de violencia en Bengasi, una turba en El Cairo había atacado la embajada estadounidense en protesta por el video que los inconformes consideraban una blasfemia antislámica.

"Cuando conversé sobre el ataque a nuestro recinto en Bengasi, dependí única y directamente de la información que me facilitó el estamento de inteligencia", apuntó.

"Puse en claro que la información era preliminar y que nuestras investigaciones nos llevarían a las respuestas definitivas", agregó.

Cargando...