El nuevo embajador en Venezuela se reunió con Maduro y le pidió “ayuda” en materia energética

·4  min de lectura
Oscar Laborde presentó sus cartas credenciales ante Nicolás Maduro como nuevo embajador argentino en Venezuela
Oscar Laborde presentó sus cartas credenciales ante Nicolás Maduro como nuevo embajador argentino en Venezuela - Créditos: @Cancillería

En tiempo récord, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, recibió en la tarde del lunes en el palacio Miraflores a Oscar Laborde, designado por el gobierno de Alberto Fernández como nuevo embajador argentino en Venezuela. En la reunión, según pudo saber LA NACION Laborde solicitó y obtuvo un aval del presidente venezolano a una “fuerte colaboración” con Argentina en materia energética . Maduro también afirmó que su gobierno “ha sido paciente” al no reaccionar ni protestar formalmente por la detención del avión de Emtrasur, retenido en Ezeiza desde hace casi dos meses al igual que su tripulación, de mayoría venezolana.

El gesto de Maduro, enmarcado dentro del esquema de distensión entre Buenos Aires y Caracas, tuvo un costado económico, con énfasis en la energía: el nuevo embajador, equidistante en su vínculo con el Presidente y la vicepresidenta Cristina Kirchner, le pidió al presidente venezolano “ayuda” en materia de combustible, principal responsable del drenaje de dólares que sacude a la economía nacional y complica de forma drástica la acumulación de reservas internacionales, una de las condiciones acordadas en el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Obtuvo un sí por parte del mandatario caribeño, en una reunión protocolar que siguió a la entrega de las cartas credenciales de Laborde ante el gobierno bolivariano.

Juntos por el Cambio debate un rediseño del sistema de planes sociales, pero no proyecta su eliminación

“Es una alegría recibirte (...) tenemos temas pendientes, un avión secuestrado, pero hemos sido pacientes ”, dijo Maduro según testigos del diálogo y antes de cambiar de tema, durante la charla con Laborde, funcionarios de la embajada argentina y la esposa del venezolano, Silvia Flores de Maduro. Fue esa la única mención a la peculiar situación del avión venezolano de la empresa Emtrasur retenido en Ezeiza y su tripulación bajo sospecha desde hace casi dos meses, forme parte del primer encuentro. Venezuela, a diferencia de Irán, no ha reclamado formalmente la liberación de los pasaportes de los 19 tripulantes (14 de ellos venezolanos), retenidos en el país e investigados por el juez Federico Villena por presuntos vínculos con el terrorismo, y defendidos por un abogado en común.

Por lo demás, en el Gobierno evaluaron que la mejora en el vínculo político debería redundar en ayuda concreta en el suministro de gas y petróleo. “El costo político ya lo pagamos, ahora ellos tienen que dar un gesto” , afirmó una alta fuente diplomática, conocedora de los vericuetos de un vínculo cuestionado por los Estados Unidos, que por obra y gracia de la guerra en Ucrania -y la necesidad de combustibles- vive momentos de moderada reconciliación entre el chavismo y Washington.

La embajada en Caracas está vacante hace más de siete años. El encargado de Negocios, Eduardo Porreti, estuvo a cargo de la sede diplomática desde 2015. Laborde llegó el jueves pasado por la noche a Caracas y ya al día siguiente fue recibido por el canciller venezolano, Carlos Faría, quien asumió ese cargo en mayo luego de ser embajador en la Rusia de Vladimir Putin, uno de los destinos prioritarios del esquema diplomático chavista.

Alberto Fernández / Nicolás Maduro
Alberto Fernández / Nicolás Maduro

Ese mismo viernes quedó confirmada la cita entre Laborde y Maduro, que utiliza estos encuentros para demostrar que el “cerco diplomático”, impuesto luego de las denunciadas elecciones de 2018 en las que obtuvo su reelección hasta 2025, está quebrándose poco a poco.

“El jefe de Estado y el embajador se plantearon el objetivo de ampliar el intercambio comercial bilateral, que durante la gestión anterior se vio perjudicada notoriamente. El embajador Laborde repasó las oportunidades comerciales del conjunto de empresas argentinas y cuestiones de interés consular de la comunidad residente”, afirmó la cancillería a través de un comunicado.

“Además, el gobierno de Venezuela plantó la necesidad de retomar una agenda común intensa y fructífera en el ámbito de la cooperación, especialmente el aporte agroindustrial a través del INTA y la transferencia en tecnología aplicada que puede brindarse desde el INVAP”, agregaron las fuentes oficiales a través de un comunicado.

Una grieta impensada se abrió en el Consejo de la Magistratura entre los jueces y Juntos por el Cambio

Más allá del tono político del encuentro, con referencias al fortalecimiento de la “Patria Grande” y a la espera de un triunfo de Lula da Silva en Brasil el 2 de octubre próximo en las elecciones en ese país, Laborde llegó con instrucciones de la Cancillería, con mandatos de intentar incrementar el comercio bilateral (hoy es prácticamente nulo, con una balanza comercial superavitaria de US$ 178 millones), y sobre todo buscar en el terreno algún acuerdo para que Venezuela-que restableció algunos de sus parámetros en la producción de combustibles fósiles-pueda colaborar en momentos en los que la sangría de dólares para importar energía-en plena temporada invernal-se ha transformado en un problema sin solución.

En su exposición ante comisiones en el Senado, a principios de junio y para defender su nominación, Laborde esquivó cualquier definición sobre violaciones a los derechos humanos en Venezuela, y se limitó a dar crédito a los informes de la ex relatora para las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, muy duros contra el régimen de Maduro y algo suavizado en sus últimas ediciones. “Hay una evaluación muy pormenorizada que considera que hay cuestiones pendientes de resolución y relata las cosas que se han solucionado. Lo especifico de la situación es demasiado compleja para sintetizarlo en una sola palabra”, dijo entonces Laborde ante la insistencia de los senadores radicales Luis Naidenoff y Carolina Losada.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.