Embajador panameño en OEA dice que gobierno lo destituyó

karen bleier
Bernadino Hugo Saguier(I), embajador permanente de Paraguay ante la OEA, habla con su par de Panamá, Guillermo Alberto Cochez, antes de una sesiòn del Consejo Permanente, el 10 de julio de 2012 en la sede en Washington. Cochez, aseguró el 17 de enero de 2013 que el gobierno de su país le destituyó, tras sus declaraciones en las que que criticó el supuesto silencio de OEA ante la situación en Venezuela. (AFP | karen bleier)

El embajador de Panamá en la Organización de Estados Americanos (OEA), Guillermo Cochez, aseguró este jueves que el gobierno de Ricardo Martinelli lo destituyó, tras sus declaraciones no autorizadas, en las que que criticó el supuesto silencio frente a la situación en Venezuela.

Según Cochez, su destitución se produjo mediante un decreto firmado por Martinelli y el canciller Rómulo Roux.

"El señor presidente tiene todo el derecho de haberme destituido", pero "no me arrepiento en lo más minimo de las palabras que vertí ayer", dijo Cochez al canal Telemetro de Panamá.

Martinelli había dicho horas antes que desaprobaba la postura de Cochez.

"Nosotros no compartimos esa opinión del embajador (Guillermo) Cochez. Igualmente el Estado panameño no la comparte. Son opiniones muy personales de él", dijo este jueves Martinelli.

Una fuente de la cancillería panameña aseguró a la AFP que "hasta ahora no hay ninguna información sobre eso. Ni a favor (confirmando la destitución) ni en contra (negándola)".

"Me siento muy satisfecho de lo que he hecho aquí en la OEA. Me siento muy comprometido con lo que hice en el caso de Venezuela", insistió Cochez.

"Creo que han tenido (las declaraciones) una resonancia mundial que deja muy en alto a Panamá (pero) veo que el gobierno del presidente Martinelli no ha apreciado este gesto", aseguró Cochez, quien aseguró desconocer "qué tratos ha habido con el gobierno de Venezuela"

Los embajadores de Panamá y Venezuela chocaron el miércoles en la OEA sobre la situación política que vive Venezuela, debido a que el presidente Hugo Chávez, quien convalece en Cuba, no pudo ser investido el 10 de enero para un nuevo mandato presidencial.

Cochez criticó al secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, por avalar la decisión del Tribunal Supremo venezolano de posponer la investidura, lo que a su juicio equivale a "convalidar una serie de eventos sin ningún fundamento legal o ético".

"Como resultado y hasta tanto no corrijamos semejante entuerto, la OEA entera se ha vuelto cómplice involuntaria de lo que ocurrió ese 10 de enero, de ser ciertos los cuestionamientos hechos sobre esos eventos", censuró Cochez.

El embajador venezolano ante la OEA, Roy Chaderton, rechazó las declaraciones de Cochez, un crítico de Chávez, y lo llamó "patán".

Bernadino Hugo Saguier(I), embajador permanente de Paraguay ante la OEA, habla con su par de Panamá, Guillermo Alberto Cochez, antes de una sesiòn del Consejo Permanente, el 10 de julio de 2012 en la sede en Washington. Cochez, aseguró el 17 de enero de 2013 que el gobierno de su país le destituyó, tras sus declaraciones en las que que criticó el supuesto silencio de OEA ante la situación en Venezuela.