Embajador norcoreano en ONU dice que desnuclearización está fuera de mesa negociadora con EEUU

Por Michelle Nichols
El líder norcoreano Kim Jong Un visit zonas militares en el monte Paektu, Ryanggang, Corea del Norte, en esta imagen sin fecha entregada por la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte (KCNA).

Por Michelle Nichols

NACIONES UNIDAS, 7 dic (Reuters) - El embajador de Corea del Norte ante Naciones Unidas dijo el sábado que la desnuclearización está fuera de la mesa negociadora con Estados Unidos y que no es necesario mantener largas conversaciones con Washington.

El comentario del embajador Kim Song pareció ir más allá de la advertencia previa norcoreana de que las discusiones sobre su programa de armas nucleares, el foco central en las negociaciones con Estados Unidos en los años pasados, podrían tener que ser sacadas de la mesa por la negativa de Washington a ofrecer concesiones.

Kim dijo en un comunicado que el "diálogo sostenido y sustancial" que busca Estados Unidos es un "truco para salvar tiempo" adaptado a su agenda política local, en referencia a la búsqueda de la reelección por parte del presidente Donald Trump en 2020.

"No necesitamos largas conversaciones con Estados Unidos ahora y la desnuclearización no está ya sobre la mesa negociadora", afirmó en un comunicado al que tuvo acceso Reuters.

El Departamento de Estado estadounidense no respondió de inmediato a una solicitud de comentario.

La tensión ha estado subiendo según se acerca un plazo fijado para fines de año por Corea del Norte, que ha pedido a Estados Unidos que cambie su política de exigir una desnuclearización unilateral a Pyongyang y que alivie las sanciones impuestas sobre su país.

El líder norcoreano, Kim Jong Un, advirtió de que podría apostar por un "camino nuevo" no especificado el próximo año, elevando el temor a que esto pueda significar un regreso de los ensayos de bombas nucleares y misiles de largo alcance, suspendidos desde 2017.

El martes, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Corea del Norte repitió un llamamiento para que Estados Unidos cambie sus "políticas hostiles" y afirmó que depende de Washington decidir qué "regalo de Navidad" tendrá a fines de año.



(Reporte de Michelle Nichols, David Brunnstrom y Tim Ahmann; editado en español por Carlos Serrano)