Embajador haitiano en EEUU pide apoyo internacional para resolver crisis

·2  min de lectura
Un hombre arroja un bote de gas lacrimógeno a la policía durante una protesta contra el presidente de Haití, Jovenel Moise, en Port-au-Prince, Haití, el 10 de febrero de 2021.

WASHINGTON, 11 feb (Reuters) - El embajador de Haití en Estados Unidos pidió el jueves a la comunidad internacional que apoye las conversaciones entre el gobierno del presidente Jovenel Moise y la oposición mientras se intensifica la crisis constitucional, pero rechazó los pedidos para que Moise deje el cargo.

La agitación política se ha apoderado de la volátil nación caribeña en medio de una disputa entre la administración Moise y la oposición sobre cuándo se supone que termina el mandato del presidente.

El embajador Bocchit Edmond dijo a periodistas que no cree que Moise deba dejar el cargo antes de febrero de 2022, cuando, a su juicio, expira el mandato.

"Creo que la comunidad internacional, nuestros socios internacionales, deberían trabajar con nosotros y con los partidos de la oposición para llegar a algún tipo de diálogo o acuerdo político", dijo Edmond.

"Sí, tenemos un presidente legítimo. La comunidad internacional tiene que apoyarlo, acompañarlo, para que podamos hacer el proceso electoral", agregó.

La oposición de Haití afirma que Moise debería dimitir ya que su mandato de cinco años expiró el 7 de febrero tras unos polémicos elecciones en 2015. Moise rechaza esas afirmaciones, argumentando que asumió el poder en febrero de 2017 después de ganar nuevos comicios en 2016, y se ha comprometido a dimitir el próximo año.

La semana pasada, Washington pareció respaldar el cronograma de Moise, y un portavoz del Departamento de Estado dijo que un nuevo líder debería reemplazar a Moise en febrero de 2022.

Las tensiones estallaron durante el fin de semana después de que Moise denunció que hubo un intento de derrocar al gobierno y que 23 personas fueron arrestadas, incluido un juez de la Corte Suprema y un alto funcionario policial.

Estados Unidos dijo el martes que estaba "profundamente preocupado" por las frágiles instituciones de Haití, aunque no llegó a sancionar a Moise después de que su gobierno retirara a tres jueces de la Corte Suprema que representaban una amenaza para su liderazgo.

(Reporte de Daphne Psaledakis. Editado en español por Rodrigo Charme)