El embajador argentino en Brasil buscará "fortalecer" la relación bilateral

·3  min de lectura

Buenos Aires, 9 sep (EFE).- El embajador de Argentina en Brasil, Daniel Scioli, reafirmó este viernes su intención de "fortalecer las relaciones" bilaterales, en el marco de su segunda etapa como representante argentino en Brasil, informaron fuentes oficiales.

Scioli, quien abandonó la embajada en Brasil para ocupar el cargo de ministro de Desarrollo Productivo entre junio y agosto de este año, acudió este viernes a la Casa Rosada, sede del Ejecutivo, para mantener una reunión con el presidente argentino, Alberto Fernández, según indicó un comunicado difundido por la Presidencia.

Durante el encuentro, al que también asistió el canciller, Santiago Cafiero, el jefe de Estado entregó a Scioli las cartas credenciales que deberá presentar ante el Gobierno de Brasil.

El pasado lunes, Alberto Fernández firmó un decreto designando nuevamente a Scioli como embajador ante Brasil.

Scioli aprovechó el encuentro de este viernes con Fernández para analizar su primera etapa al frente de la embajada, durante la cual trabajó en pos de "reconstruir la relación" con Brasil y convertir nuevamente a Argentina en el primer socio comercial del país vecino.

Respecto a esta segunda etapa, que estará marcada por las elecciones presidenciales del próximo octubre en Brasil, Scioli aseguró que su objetivo será "fortalecer las relaciones y el eje Argentina-Brasil".

En ese sentido, el embajador reafirmó su compromiso de "profundizar la relación" entre ambos países, haciendo énfasis en la cooperación bilateral en materia de "infraestructura, industria, agroalimentos y turismo".

Scioli también buscará impulsar la "integración financiera" con Brasil, cuestión que se abordó este jueves en una reunión entre el presidente del Banco Central de Argentina, Miguel Ángel Pesce, y su homólogo brasileño, Roberto Campos Neto, en aras de "potenciar el pago en monedas locales y desdolarizar todo lo que es comercio bilateral".

Otro aspecto clave será la "integración energética", puesto que Brasil "necesita gas y está interesado en financiar parte de la segunda etapa del gasoducto (Néstor Kirchner), particularmente el tramo que va de Salliqueló (provincia de Buenos Aires) a la frontera", de acuerdo con el comunicado de la Presidencia argentina.

La construcción del gasoducto Néstor Kirchner resulta clave para el desarrollo de Vaca Muerta, una colosal formación de hidrocarburos no convencionales ubicada en el suroeste de Argentina, y permitirá ahorrar miles de millones de dólares en importaciones de energía.

UNA RELACIÓN TENSA

La relación bilateral entre Argentina y Brasil no pasa por sus mejores momentos, debido a las diferencias ideológicas entre el presidente argentino y su par brasileño, el ultraderechista Jair Bolsonaro.

De hecho, el jefe de Estado de Argentina manifestó en reiteradas ocasiones su apoyo a Luiz Inácio Lula da Silva, que se medirá con Bolsonaro en las próximas elecciones presidenciales.

Con todo, el intercambio comercial se mantiene firme: el volumen de importaciones y exportaciones entre Argentina y Brasil totalizó 2.885 millones de dólares en agosto pasado, un avance del 36 % en comparación al mismo mes del año anterior, de acuerdo con el último informe de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC).

(c) Agencia EFE