Embajadas extranjeras piden cese de la ofensiva talibán en Afganistán

·3  min de lectura
Miembros de la delegación talibán llegan a la presentación de la declaración final de las conversaciones de paz con el Gobierno de Afganistán llevadas a cabo en Catar, el 18 de julio de 2021 en Doha

Una quincena de representaciones diplomáticas en Afganistán llamaron este lunes a los talibanes a frenar su ofensiva, que contradice, en su opinión, "el apoyo que han expresado a una solución negociada" del conflicto.

Después de dos días de infructuosas conversaciones entre talibanes y gobierno en Doha (Catar), estas representaciones diplomáticas en Kabul pidieron el "fin de la actual ofensiva militar de los talibanes, que obstaculiza los esfuerzos para alcanzar una salida negociada al conflicto".

El comunicado lo firman la delegación de la Unión Europea (UE), la oficina del alto representante civil de la OTAN en Afganistán y una quincena de embajadas de países como Estados Unidos, Reino Unido, España, Francia o Alemania.

"La ofensiva talibán entra en contradicción directa con el apoyo que han expresado a una solución negociada y al proceso de paz en Doha", encallado desde su inicio en septiembre, aseguran.

Desde mayo, aprovechando la última fase de la retirada de las tropas extranjeras en Afganistán que debe culminar a finales de agosto, los talibanes despliegan una ofensiva total que les ha permitido hacerse con amplias partes del país.

Las fuerzas gubernamentales, privadas del crucial apoyo aéreo de las tropas extranjeras, apenas retienen las capitales de provincia y algunas carreteras importantes.

La misión de Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA) pidió el lunes al gobierno y a los talibanes un alto el fuego "para permitir a todos los afganos celebrar en paz" las festividades del Eid al Adha, la importante celebración del Sacrificio de la religión musulmana.

"Las partes deben aprovechar la oportunidad de un alto el fuego permanente, un acuerdo de paz y una paz duradera, ofrecida en las conversaciones" de Doha, dijo la UNAMA.

Por su parte, Turquía, que negocia con Estados Unidos la protección del aeropuerto de Kabul después de su retirada, anunció que conversará con los talibanes, que se oponen a esta medida, dijo su presidente Recep Tayyip Erdogan.

- Previsión de nuevas reuniones -

En vísperas de la Celebración del Sacrificio, que comienza el 20 de julio y dura tres días, no se ha anunciado ningún cese de hostilidades. En mayo, los talibanes decretaron una tregua en ocasión del Eid el Fitr, la festividad del fin del Ramadán.

El domingo por la noche, al terminar una nueva sesión de negociaciones en Catar, los dos bandos indicaron en un comunicado estar de acuerdo en la necesidad de encontrar una "solución justa" y de volver a encontrarse "la próxima semana".

El mediador catarí Mutlaq al Qahtani dijo que las dos partes "apenas habían acordado" tratar de "evitar víctimas civiles", muy lejos del esperado alto el fuego.

El jefe del consejo gubernamental afgano que supervisa el proceso de paz, Abdulá Abdulá, reconoció el lunes que "el pueblo afgano evidentemente esperaba más". "Pero la puerta de las negociaciones sigue abierta", dijo a la AFP, esperando progresos "de aquí a unas semanas".

El enviado de Estados Unidos para Afganistán, Zalmay Khalilzad, que se reunió el lunes con el primer ministro paquistaní Imran Khan en Islamabad, consideró como una "etapa positiva" una reanudación de las conversaciones y llamó a hacer más.

El líder del movimiento fundamentalista, Hibatullah Akhundzada, reiteró el domingo que está "decididamente a favor de una solución política (...) a pesar del avance y las victorias militares" de los últimos dos meses.

El grupo desea "buenas, sólidas relaciones diplomáticas, económicas y políticas (...) con todos los países, entre ellos Estados Unidos" tras la retirada de las tropas extranjeras, agregó.

En su comunicado, las representaciones diplomáticas denuncian también las muertes, la destrucción de infraestructuras, las amenazas o "el desprecio al Estado de derecho", los derechos de las mujeres o la libertad de expresión y prensa en las zonas ocupadas por los insurgentes.

En el poder de 1996 a 2001, los talibanes impusieron una interpretación muy rigurosa de la ley islámica hasta ser derrotados por la invasión de la coalición internacional liderada por Estados Unidos tras los atentados del 11 de septiembre.

ds-ayv/eb/lch/dbh-tjc/mb

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.