Embajada de Estados Unidos en Jerusalén devela una placa en honor a Jared Kushner

Josh Marcus and Louise Hall
·2  min de lectura
<p>Kushner ayudó  a Israel a normalizar las relaciones con Marruecos, los Emiratos Árabes Unidos, Baréin y Sudán </p> (Maya Alleruzzo / Pool vía REUTERS)

Kushner ayudó a Israel a normalizar las relaciones con Marruecos, los Emiratos Árabes Unidos, Baréin y Sudán

(Maya Alleruzzo / Pool vía REUTERS)

La embajada de Estados Unidos en Jerusalén cambió el nombre de su patio por el de Jared Kushner para honrar sus esfuerzos diplomáticos.

Kusher, un asesor de alto rango de la Casa Blanca y yerno del presidente, asistió a la inauguración de una placa en la pared del patio de la embajada el lunes, informó The Jerusalem Post.

La placa se colocó en honor al trabajo de Kushner en nombre del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la normalización de las relaciones entre Israel y el Medio Oriente en general.

El embajador de Estados Unidos en Israel, David Friedman, develó una placa en su honor y elogió la "perseverancia casi sobrenatural del asesor en la búsqueda de la paz".

"Al pasar por este terreno sagrado, deben saber que están pasando por un lugar de paz y un lugar que ha traído la paz a una región atribulada", dijo Friedman, según The Jerusalem Post.

Kushner ha asumido una cartera inusualmente amplia en la Casa Blanca que va desde tratar de resolver la crisis de los opioides hasta supervisar el desastroso régimen de pruebas de coronavirus de Estados Unidos.

El hombre de 39 años fue una figura central para ayudar a Israel a normalizar las relaciones con Marruecos, los Emiratos Árabes Unidos, Baréin y Sudán, un gran avance en las tensiones entre Israel y los estados árabes.

Sin embargo, la administración Trump y los esfuerzos de Kushner han sido criticados por su falta de neutralidad en el conflicto entre Israel y Palestina, habiendo aparentemente adoptado una visión mucho más comprensiva hacia Israel.

En 2017, la administración reconoció a Jerusalén como la capital de Israel y ordenó a la embajada de Estados Unidos que se mudara allí, una decisión muy controvertida que anuló siete décadas de política exterior de Estados Unidos.

Los palestinos, que imaginan a Jerusalén oriental como la capital de su futuro estado, criticaron la decisión por poner fin al proceso de paz.

El nombramiento de Kushner por el presidente para liderar el proceso fue criticado casi universalmente en ese momento, porque Kushner carecía de experiencia política o diplomática antes del cargo.

A principios de 2020, Kushner dio a conocer su plan de paz tan esperado que proponía dar a Israel el control total sobre Jerusalén y negaba a los palestinos un estado soberano.

Israel apoyó el plan, pero Palestina lo rechazó de inmediato y lo calificó como un "acuerdo de conspiración" y no está en condiciones de hablar con la administración Trump.

Otras organizaciones regionales como la Liga Árabe, con 22 miembros, y la Organización de Cooperación Islámica, con 57 naciones, también rechazaron el plan.

La administración Biden puede buscar revertir los esfuerzos que desafiaron las normas internacionales a cambio de la normalización, como reconocer los reclamos territoriales en disputa de Marruecos y vender aviones militares estadounidenses a los estados del Golfo.

Relacionados

Jared Kushner se une a israelíes en visita histórica a Marruecos

Trump indulta a 15 personas en últimas semanas en el cargo

Trump exige al Congreso aumentar montos de ayuda de Covid o no firmará