Eluden restricciones en Playa del Carmen

·2  min de lectura

CANCÚN, BCS., enero 3 (EL UNIVERSAL).- Primero fue Tulum y las fiestas de música electrónica rebasando las medidas sanitarias. Ahora, Playa del Carmen, en el municipio de Solidaridad, registró oleadas de turistas concentrados en la Quinta Avenida para recibir 2021, lo que ha generado múltiples críticas y alerta por el riesgo de propagación del coronavirus.

Tumultos de gente se observaron en esa ciudad en el día, pero también durante la noche, entre el 31 de diciembre y el 1 de enero, pese a que el municipio, al igual que todo el estado, se encuentran en color amarillo en el semáforo epidemiológico regional y en naranja en el nacional, lo que supone restricciones en los aforos.

Fueron decenas las quejas en redes sociales y los reproches a las autoridades por el descontrol que se ha evidenciado en la zona turística de la ciudad.

Diversas imágenes en redes sociales dan cuenta del ambiente que se vivió la noche de Año Nuevo en la Quinta Avenida y sus calles alternas abarrotadas, donde los turistas andaban de un lado a otro, algunos sin cubrebocas, en un ambiente de fiesta, contacto físico y el riesgo latente de contagiarse.

Ninguna autoridad estatal o municipal entró en acción para poner orden, hacer valer las restricciones de aforo, ni obligar a bares y discotecas a acatar los límites establecidos conforme al semáforo regional, que hasta el 1 de enero marcó 15 mil 968 casos positivos de Covid-19 y 2 mil 31 defunciones.

EL UNIVERSAL intentó conocer la postura de la alcaldesa Laura Beristain Navarrete o del ayuntamiento sobre estos hechos, pero no hubo respuesta.

En diciembre, el escándalo se detonó por la violación de las restricciones sanitarias en Tulum, en donde vacacionistas acudieron a un festival de arte con sede en 21 hoteles, rebasando los aforos permitidos y sin cubrebocas, lo que provocó diversos contagios, denunciados hasta en Estados Unidos.