Elon Musk pone en duda compra de Twitter

·4  min de lectura

Elon Musk sembró dudas sobre su deseo de comprar Twitter al anunciar el viernes que suspendía provisionalmente su adquisición a la espera de detalles sobre la proporción de cuentas falsas en la plataforma, para luego reafirmar su intención de compra.

Musk señaló que seguía "comprometido" con completar la operación, mientras el mercado se preguntaba cuáles eran sus verdaderas intenciones.

La acción de Twitter, que cotiza en la Bolsa de Valores de Nueva York, perdió 9,7% al cierre a 40,81 dólares por papel, después de desplomarse un 25% tras el anuncio de la suspensión de la compra.

"El acuerdo sobre Twitter queda en suspenso de manera temporal a la espera de detalles que sustenten el cálculo de que las cuentas falsas representan efectivamente menos del 5% de los usuarios", tuiteó este viernes Musk en su propia cuenta, donde tiene 93 millones de seguidores.

El director general de la red social, Parag Agrawal, dijo durante el día que espera que la operación se concrete.

"Aunque espero que el acuerdo sea concluido, debemos estar preparados para todos los escenarios y continuar actuando en el mejor interés de Twitter", afirmó el ejecutivo el viernes en la propia red del pájaro azul.

Musk, el hombre más rico del mundo, convirtió la erradicación de cuentas falsas y la transparencia de los usuarios en una de las cuestiones centrales para su compra de la red social, por la que ofreció 44.000 millones de dólares el mes pasado.

Cuando se anunció el acuerdo a finales de abril, dijo que quería hacer que la red social fuera "mejor que nunca", "derrotando a los bots de spam y autentificando a todos los humanos".

Unas cifras confiables sobre el número de usuarios se consideran vitales para evaluar las futuras fuentes de ingresos de la empresa.

- "Espectáculo de terror" -

Este viernes publicó un enlace a un artículo del 2 de mayo en el que se hacía referencia a la última presentación de Twitter ante los reguladores estadounidenses.

La presentación decía que una revisión interna había llegado a la conclusión de que Twitter tenía 229 millones de "usuarios activos diarios monetizables" en el primer trimestre de este año, y que sólo el 5% se consideraban cuentas falsas o de spam.

El analista Dan Ives, de Wedbush, dijo que el "espectáculo circense" de Twitter se puede convertir en un "espectáculo de terror del viernes 13".

Inversores de Wall Street pueden interpretar el tuit como un intento de Musk de retirarse del acuerdo o de tratar de forzar un precio más bajo, sostuvo Ives.

"La adquisición de Twitter por parte de Musk siempre estuvo destinada a ser un camino lleno de baches, y ahora corre el riesgo de patinar", señaló la analista Susannah Streeter, de Hargreaves Landsdown.

Según ella, el número de spam y de cuentas falsas -y, a la inversa, el número de cuentas reales- es un dato clave porque las futuras fuentes de ingresos dependerán de la publicidad o de las suscripciones pagadas.

- "Falsa y engañosa" -

Musk es el jefe de Tesla y SpaceX y se estima que su fortuna es de 240.000 millones de dólares, según Forbes.

Pero su estilo de gestión le ha llevado a menudo a tener problemas con las autoridades.

Ha estado lidiando con problemas legales desde que tuiteó en 2018 que tenía fondos suficientes para sacar a Tesla de la bolsa, una afirmación que un juez dictaminó el mes pasado que era "falsa y engañosa".

Su posible futura gestión de la red social ha generado polémica desde que se hizo pública la intención de compra.

El magnate ha manifestado su postura favorable a minimizar la moderación de contenidos y a la readmisión como usuario de Donald Trump.

El expresidente estadounidense fue expulsado de Twitter y de otras redes sociales tras el asalto al Capitolio de Estados Unidos el 6 de enero de 2021.

Los grupos activistas respondieron instando a los anunciantes a boicotear la plataforma si Musk abría las puertas a publicaciones abusivas y desinformativas.

"Aunque nunca cuestionamos la habilidad de Musk de completar esta transacción desde una perspectiva financiera, pensamos que el mayor riesgo es que el propio Elon tenga un cambio de opinión", resumió el analista de CFRA Angelino Zino, en una nota.

Para Dan Ives, el empresario sobreestimó la solidez de sus acciones de Tesla, que cayeron fuertemente desde el anuncio de la compra de Twitter, y podría buscar proteger al fabricante de vehículos eléctricos.

"El hecho de que Musk cree tal incertidumbre con un tuit es muy perturbador para nosotros y para Wall Street" y despierta "muchas preguntas sin respuestas concretas sobre la concreción de la transacción", concluyó el analista.

dho/er/bl/pc/ll/dem/mr

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.