De los elogios en campaña a las críticas en la gestión: el giro de Alberto Fernández con la Corte Suprema

LA NACION
·5  min de lectura

Desde que asumió la presidencia en diciembre de 2019, el presidente Alberto Fernández modificó de forma sustancial su apreciación sobre los jueces de la Corte Suprema de Justicia y el desempeño del máximo tribunal.

Ayer el primer mandatario volvió a cuestionar con dureza a la Corte e insistió en que es necesario revisar su "funcionamiento". "La Corte está mal y lo que era un tribunal prestigioso en los años de Néstor [Kirchner] hoy es un tribunal muy poco calificado socialmente", lanzó el jefe del Estado, en una extensa entrevista con el diario Página 12.

Elogios en campaña

Antes de llegar a la Casa Rosada, el Presidente tenía una opinión radicalmente distinta sobre la Corte. Es más, durante la campaña presidencial, elogió a Carlos Rosenkrantz, Elena Highton de Nolasco, Horacio Rosatti, Ricardo Lorenzetti y Juan Carlos Maqueda, a quienes diferenciaba de los jueces de los tribunales federales de Comodoro Py.

El 20 de agosto de 2019, tras su amplio triunfo en las PASO frente a Mauricio Macri con el 47% de los votos, Fernández aseguró que los jueces de la Corte eran "respetables y dignos" y afirmó que no era necesario impulsar una reforma en el alto tribunal. "Éticamente no se puede cuestionar nada de ellos", ponderó el entonces candidato del Frente de Todos en diálogo con radio AM 750.

Y añadió: "Tengo mucho respeto por los jueces de la Corte, porque la Corte nunca hizo algo que a mí me hiciera reaccionar en términos de Derecho. Seguramente dictó decisiones que no me gustaron o unas me gustaron más que otras, pero todo estuvo fundado".

Los elogios de Fernández a los integrantes del alto tribunal se convirtieron en duros cuestionamientos con el correr de la gestión del Frente de Todos, sobre todo después de que la Corte aceptara tratar el caso de los jueces desplazados por el Gobierno y dejara firme la condena al exvicepresidente Amado Boudou en la causa Ciccone.

"La Corte está funcionando mal"

El jefe del Estado comenzó a lanzar sus primeros dardos contra el máximo tribunal en julio pasado, cuando envió al Congreso su amplia reforma judicial, que incluyó la creación de un consejo consultivo para analizar cambios en la Corte y su eventual ampliación, un reclamo impulsado por dirigentes cercanos al Instituto Patria.

Horas después de presentar el proyecto en la Casa Rosada, al acto solo asistió Highton de Nolasco, Fernández dijo que la Corte Suprema estaba "virtualmente paralizada". "Toda mi vida he dicho que el problema no está en el número de integrantes de la Corte. La Corte puede funcionar con cinco miembros, lo que sí digo es que la Corte está funcionando mal", planteó en una entrevista con Radio Con Vos.

Enojo por el per saltum

Semanas después, Fernández intensificó sus ataques a la Corte y apuntó por primera vez contra Rosenkrantz, luego de que el máximo tribunal habilitara el tratamiento del recurso de per saltum de los jueces trasladados, Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli.

"¿Qué es lo que está buscando el presidente de la Corte [por Rosenkrantz]? Me lo pregunto porque cualquiera que haya estudiado derecho sabe que esto es un escándalo jurídico", sostuvo Fernández en diálogo con Radio 10.

A su vez, defendió el desplazamiento de los jueces que investigaban a Cristina Kirchner. "No hay un solo juez removido, no se le saca causas a ningún juez, se respetó el principio de juez natural a rajatabla", remarcó. Horas antes, el jefe del Estado había apuntado contra el alto tribunal por la falta de implementación de políticas de género en la Justicia.

En noviembre pasado, después de que la Corte resolviera mantener a los jueces Bruglia y Bertuzzi hasta que se hayan realizado nuevos concursos para ocupar sus vacantes, el Presidente renovó sus críticas al accionar de la Justicia durante la gestión de Macri y pidió que la Cámara de Diputados trate su proyecto de reforma judicial.

Aval al ataque de Cristina Kirchner

El 10 de diciembre pasado, Fernández avaló el ataque de la vicepresidenta Cristina Kirchner contra la Corte Suprema -en una carta pública acusó a los jueces de extorsionar al Gobierno y de encabezar una persecución contra el oficialismo- y reiteró que "el sistema judicial en la Argentina está funcionando mal".

"Lo que dijo Cristina es un llamado de atención para todos. La Justicia no está funcionando bien en la Argentina, lo vengo diciendo hace muchos años", expresó durante una conferencia de prensa en la Casa Rosada. Y añadió: "Comparto mucho de lo que ha planteado Cristina. Es una mirada objetiva de lo que está pasando en la Justicia".

La embestida del Presidente y su principal socia contra la Corte se produjo pocos días después de que el máximo tribunal dejara firme la condena a Boudou en el caso Ciccone y que la Cámara de Casación convalidara la ley del arrepentido en la causa de los cuadernos de las coimas.

"Meter mano"

El mes pasado, Fernández renovó sus críticas a los integrantes de la Corte por no tratar los planteos de Cristina Kirchner en los casos de corrupción y desestimar el recurso presentado por Boudou. "Uno se pregunta, ¿cómo puede ser que el traslado de esos dos jueces [por Bruglia y Bertuzzi] tenga gravedad y urgencia institucional, pero no tenga ninguna urgencia ni gravedad la revisión de la condena a un vicepresidente [Boudou] a más de 5 años de prisión", aseguró en diálogo con la radio AM 750.

"¿Con qué criterio actúa la Corte? Cristina Kirchner tiene once recursos ante la Corte que nunca recibieron ninguna respuesta. ¿Eso no tiene urgencia ni gravedad institucional?", completó. En ese reportaje, dijo que es necesario"meter mano" en la Justicia.