La zozobra se mantiene en varias regiones colombianas por el "paro armado" del ELN

Agencia EFE

Bogotá, 15 feb (EFE).- La zozobra se mantuvo este sábado en algunas regiones de Colombia en el segundo día del "paro armado" de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), que asesinó a un militar, quemó autobuses, atacó vehículos y protagonizó un enfrentamiento con la banda Los Rastrojos en la frontera con Venezuela.

Una de las situaciones más graves de la jornada ocurrió en Puerto Santander, municipio ubicado en el departamento de Norte de Santander y fronterizo con Venezuela, a donde llegaron dos personas heridas en un en un tiroteo entre el ELN y Los Rastrojos.

El coronel José Luis Palomino, comandante de la Policía de Cúcuta, capital departamental de Norte de Santander, dijo a medios locales que hubo detonaciones e intercambio de disparos del lado venezolano de la frontera, lo que provocó que decenas de personas cruzaran corriendo el puente internacional La Unión.

"Es una confrontación entre el ELN y Los Rastrojos. Se reportan dos lesionados con arma de fuego que llegaron desde Venezuela a Puerto Santander y son atendidos (...) Hay personas llegando en busca de refugio tras las detonaciones y el intercambio de disparos", añadió Palomino a la emisora Blu Radio.

Con el "paro armado" el ELN busca mostrar su fuerza especialmente en el Catatumbo, en Norte de Santander y donde libra una guerra a muerte por ese territorio con un reducto de otra guerrilla, el Ejército Popular de Liberación (EPL), considerado por el Gobierno un grupo narcotraficante.

El "paro armado", en el que la guerrilla suele restringir la circulación de vehículos, especialmente por carreteras y calles de pueblos alejados, irá hasta el próximo lunes 17, según panfletos distribuidos en el Catatumbo por el ELN, que pretende dar carácter nacional a sus amenazas.

UN MILITAR ASESINADO Y AUTOBUSES ATACADOS

Un soldado fue asesinado por un francotirador en la zona rural de La Esmeralda, en el municipio de Convención, que forma parte del Catatumbo, cuando realizaba acciones de registro y control en el área.

El uniformado fue identificado como Felipe Norbey Palacios y era cabo primero del Batallón de Operaciones Terrestre Número 8. En la zona donde fue asesinado el soldado está ubicada la base militar La Esmeralda.

Por otra parte en el vecino departamento del Cesar, guerrilleros del ELN atacaron a tiros un autobús con pasajeros e incendiaron otro en una carretera del departamento del Cesar, en el norte de Colombia, hechos que dejaron una persona herida.

Carlos Javier Toro, alcalde del municipio de Pailitas, donde ocurrieron los ataques, detalló que en el autobús incinerado había pasajeros, a los que hicieron bajar del vehículo para incendiarlo, y que uno de los conductores resultó levemente herido en el ataque.

ATENTADOS FRUSTRADOS, COMBATES Y FIESTAS APLAZADAS

En la carretera que conecta a Medellín y Quibdó, las capitales de los departamentos de Antioquia y Chocó, respectivamente, el Ejército frustró un atentado del ELN.

La Séptima División del Ejército detalló en un comunicado que en una zona rural del municipio del Carmen de Atrato, en el Chocó, neutralizó "una acción terrorista" gracias a "la información suministrada por la Red de Participación Cívica, que denunció la presencia de este grupo armado organizado".

"La tropa reaccionó de forma inmediata, llegando al sitio y tomando el control de la zona, ante lo cual los terroristas emprendieron la huida", añadió la información.

De otro lado, el Ejército se enfrentó este sábado con disidentes de las FARC en el municipio de Corinto, en el convulso departamento del Cauca.

"Durante los hechos, no se presentaron afectaciones a la población civil ni a la Fuerza Pública", detalló la institución.

Entre tanto las ferias del corregimiento (pueblo) de Quinamayó, en Jamundí, municipio del departamento del Valle del Cauca (suroeste), fueron aplazadas por el "paro armado" del ELN.

(c) Agencia EFE