Ellerstina, campeón de Tortugas: del “miedo” de Facundo Pieres a la emoción de Matías Torres Zavaleta por los “muchos años de mucho laburo”

·3  min de lectura
Euforia de Matías Torres Zavaleta, que va a abrazarse con Facundo Pieres, el crack que lo invitó a compartir equipos en Estados Unidos y la Argentina; Ellerstina es –sigue siendo– el campeón de Tortugas.
LANACION/Sergio Llamera

Apenas se juntaron los cuatro en los palenques, ni bien terminado el partido, se abrazaron y empezaron a saltar al grito de “¡dale, campeón; dale, campeón!”, liberando cierta euforia contenida. Ellerstina, favorito para ganar todo en la Triple Corona argentina, inició el Abierto de Tortugas con un golpe duro por la lesión de Hilario Ulloa. En la definición volvía a enfrentarse con La Dolfina, que aunque diezmado respecto a los años anteriores volvió a mostrar las garras. Al final del camino, los Pieres terminaron levantando la Copa Emilio de Anchorena y revalidando su condición de ser el equipo por vencer esta temporada.

“Tuvimos la mala suerte de que se nos bajó Hilario, que es el motor de nuestro equipo. Teníamos miedo, pero ganamos bien, con yeguas nuevas. Fue todo recontrapositivo”, festejó Facundo Pieres, que sumó su 10º título en el country, el tercero consecutivo. “Y estoy feliz por Matías. Sé lo que es para él esta oportunidad”.

Torres Zavaleta, contento como nunca en el polo: en pocos días pasó de segundo suplente de Ellerstina a campeón de un torneo de Triple Corona y en su club, Tortugas.
LANACION/Sergio Llamera


Torres Zavaleta, contento como nunca en el polo: en pocos días pasó de segundo suplente de Ellerstina a campeón de un torneo de Triple Corona y en su club, Tortugas. (LANACION/Sergio Llamera/)

“Matías” es Matías Torres Zavaleta, que fue elegido como reemplazante de Ulloa y se dio el gusto de levantar su primera copa de Triple Corona en la cancha que lo vio nacer, ya que es socio de Tortugas. La emoción lo invadió en los palenques, donde estaba su flamante esposa Carolina Dillon, como para descargar sus lágrimas. “Estoy muy contento. Tengo mucho por agradecer a mi familia, a mi mujer, a mis amigos, a mi equipo de trabajo, y a Ellerstina, que me dio esta oportunidad”, dijo el jugador de 31 años, ex delantero de La Natividad y de La Ensenada. “Estoy emocionado. Me costó mucho llegar hasta acá. Fueron muchos años de mucho laburo”.

Pese al cambio de nombres, Ellerstina mostró por momentos el funcionamiento que lo llevó a ganar Tortugas y Hurlingham en 2020 con la nueva formación. “Estamos bien. Tenemos sistema, posiciones, todo. Nos falta ganar Palermo y estamos”, dijo medio en broma, medio en serio, Nicolás Pieres. “La clave fue que nos mantuvimos en nuestro plan de juego en todo momento y no nos enredamos. Ellos mostraron lo que son. Con Cambiaso en la cancha, La Dolfina siempre va a ser un equipo de punta”.

David Stirling va a cruzarse delante de su compañero Diego Cavanagh y de Facundo Pieres.
LANACION/Sergio Llamera


David Stirling va a cruzarse delante de su compañero Diego Cavanagh y de Facundo Pieres. (LANACION/Sergio Llamera/)

En el rincón opuesto lamentaron algunas jugadas que les costaron goles y una actuación inferior a la de la semifinal ante Murus Sanctus. La reacción en el desenlace y la certeza de que pueden jugar mejor fueron los aspectos positivos. “Está costándonos todavía jugar bien. Es normal, es principio de temporada. No estamos tan atléticos, nos falta”, dijo David Stirling. “Pero creo que hay equipo. Hay que pulir y mejorar un montón de cosas, pero me tengo fe para los próximos dos torneos. Vamos a estar ahí y dar batalla”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.