Elisenda Roca: "Hemos avanzado pero hay quien niega la violencia de género, entre ellos algunos jueces"

La presentadora, periodista y escritora Elisenda Roca.
La presentadora, periodista y escritora Elisenda Roca.

La presentadora, periodista y escritora Elisenda Roca.

Elisenda Roca, uno de los nombres míticos de la televisión de los 90, es desde agosto de 2021 la voz del legendario concurso de La 2 Saber y ganar. Pero además de presentadora y periodista, la multifacética Roca es directora teatral, profesora universitaria y escritora de cuentos infantiles y juveniles —algunos de sus relatos se han traducido a 14 idiomas—. Bueno, y desde el pasado mes de noviembre, también es escritora para adultos.

Animales heridos (Ed. Planeta) es su primera novela, una emotiva historia sobre segundas oportunidades, repleta de personajes que han tenido que enfrentarse al dolor.  “Yo tenía muy claro lo que quería contar y las distintas heridas que quería narrar. Por eso son historias distintas al principio: cuando quieres saber más de Antón pasa a Ana, y cuando quieres saber más de Ana, pasa a Nora... Después, las historias confluyen y se encuentran en esa casa refugio”, explica la autora a El HuffPost sobre el libro con el que ha debutado en la literatura para adultos.

Tres personajes acaparan el protagonismo de la trama, tres historias humanas y realistas que al principio parecen deslavazadas y que nada tienen que ver entre ellas: “La historia de Daniel no tiene nada que ver con la historia de Anna y, aparentemente, con la historia de Nora, ni con la historia de Antón…  La gracia es que se van entrelazando y vas viendo que Ana es la madre de Nora, que Cerban es el que cuida a Anna, que Claire, la suegra de Daniel, es la sobrina de Antón… ”, detalla Roca.

Sé de lo que habla Nora porque yo viví una situación similar, no igual, y sé de lo que hablo

La conmovedora historia de Nora, quien decide divorciarse de su marido después de muchos años de convivencia tóxica y de maltrato psicológico es seguramente el personaje más especial para la escritora, que insiste en que este no es autobiográfico. “Sé de lo que habla Nora porque yo viví una situación similar, no igual, y sé de lo que hablo”, confiesa.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Cuenta la presentadora que este libro comenzó a gestarse mucho años antes de su publicación. ”Tuve la necesidad de reproducir lo que yo acababa de vivir. y empecé a escribir algún diálogo real y lo aparqué, pero empecé a dibujar un poco los personajes de lo que serían Animales heridos. Pero no era literatura, eran diálogos sueltos. Los dejé guardados y me dediqué a escribir cuentos y novelas para niños y adolescentes que era lo que yo hacía”, relata Elisenda Roca. 

El tiempo pasó y con su amiga María Ripoll, la directora de cine, publicó el libro de relatos  Dos mujeres desnudas, y eso fue lo que le quitó el vértigo y le dio fuerza para rescatar a esos animales heridos que dormían en una carpeta de su ordenador. ”Con perspectiva y muchos años después, y con una fuerza que no tenía a los 42 años —momento en el que decidió separarse— me enfrenté a una historia con la distancia suficiente como para poder hacer literatura para adultos y no unas vivencias”,  aclara una y otra vez.

Reconoce que Nora tiene mucho de ella, pero también cree que existen muchas Noras, demasiadas, que como ella no se consideran víctimas de una relación que las anula, las subestima y las culpabiliza. “En este mundo, en el que el maltrato psicológico tiene nombre y apellido, sigue habiendo gente que no lo considera porque no se ven ni él como agresor ni ella como víctima. Siempre dices: ’Bueno, es que tiene mal carácter, es que tiene prontos, es que a veces se desespera y golpea la mesa, o descascarilla la pared o rompe la puerta… Y de ahí a que te dé... Y aunque no te pegue, estás viviendo en un régimen de terror y no puede ser que tu casa, que tiene que ser tu lugar de refugio, sea un sitio de terror y tortura, y cuando salgas de ella te sientas como al que le dan ventolín y respira de nuevo”, expone la escritora y presentadora.

Recordemos que hay gente que niega la violencia de género, gente en el poder, entre ellos algunos jueces que no lo contemplan

Hace 17 años que Elisenda Roca decidió dar el paso y terminar con esa relación y reconoce que, afortunadamente, las cosas han mejorado: ”¿Que si hemos avanzado? Respecto al siglo pasado, sí. Respecto a hace 20 años, también. Hay más sensibilidad y hay más expertos en violencia de género, pero recordemos que hay gente que niega la violencia de género, gente en el poder, entre ellos algunos jueces que no lo contemplan. También los hay que sí, que están especializados en maltrato. Pero aún falta mucho trecho por recorrer”.

Aunque finalmente el libro lleva por título Animales heridos, Elisenda Roca tuvo en la cabeza otro: kintsugi, un concepto chino que condensa el especial proceso de reconstrucción de Nora y el resto de personajes de la novela. “El kintsugi es una técnica que consiste en unir las piezas de algo que se ha roto con una pasta hecha con masilla y polvo de oro, que endurece más. Así reconstruyen la pieza pero no la pintan, solo le ponen barniz, para que luzca sus heridas como una pieza nueva, pero con heridas”, detalla la presentadora.

Porque al final, sí, los protagonistas logran recomponer sus pedazos porque  “esta es una novela de segundas oportunidades, pero no de las que das a otros. Son segundas oportunidades que se dan a sí mismos”. “Nora, para reconstruirse y recuperar la autoestima que la tiene el subsuelo. Daniel, para coger fortaleza y seguir adelante con sus hijos. Isabel, para superar la muerte de su hija. Y Ana, que sabe cuál es su sino, para volver al lugar donde fue feliz lo que le queda de vida”, concluye con una sonrisa.

Related...