Elisa Carrió: “Vivo acosada, fueron por mi familia”

·4  min de lectura
Elisa Carrió, líder de la Coalición Cívica
Elisa Carrió, líder de la Coalición Cívica

Después de que se dio a conocer el comunicado que envió la Coalición Cívica pidiendo juicio político a Aníbal Fernández, la máxima referente de ese partido, Elisa Carrió, habló con LN+ y manifestó: “La violencia se desata cuando los violentos ocupan el poder porque no hay mayor ejemplo que si un gobierno elige como ministro de Seguridad a un violento es una habilitación a la violencia de todos”.

La integrante de Juntos por el Cambio criticó directamente a Aníbal Fernández, y dijo que el actual ministro “amenaza como un mafioso”. En ese sentido, Carrió resaltó que viene “bancándose todo esto desde el silencio”, pero lanzó: “Fue terrible, vivo acosada desde 1996″. Y entonces siguió: “No es que me amenazaron, sino que fueron por mi familia. A mí me pusieron tres balas diciendo: ‘Vamos por tu familia a liquidarte”.

En línea con esto, y ante la pregunta del periodista Luis Majul quien recordó que Aníbal Fernández la había definido como “una señora sucia en todo sentido”, la opositora señaló: “Salvo por la Coalición Cívica, esto tampoco fue reprobado por Juntos por el Cambio”. Entonces, Carrió se refirió a la intimidación de Aníbal Fernández sobre Nik, y subrayó: “Me parece muy importante que salgamos todos por lo de Nik porque la verdad es que cuando vinieron contra mis hijos con una operación terrible, no salió la clase política y me acostumbré a defenderme sola”.

Al respecto, reflexionó: “No se trata solo de Nik, a quien envió toda mi solidaridad, se trata de una amenaza a toda una comunidad que viene amenazada por siglos en su familia y que tuvo Auschwitz. Entonces no es una cosa menor, es imperdonable”. De esta manera, subrayó: “Si no es destituido ahora va a ser destituido con la nueva mayoría porque puede estar la fiesta de Olivos pero hay algo del orden de lo imperdonable cuando la amenaza es contra un periodista, pero también contra la humanidad”.

Para ella, el Gobierno no pide su renuncia “porque no tiene con quién cubrir ese cargo”. Además, señaló que “Aníbal es un intocable en la Justicia”, y explicó: “‘No podemos ir contra Aníbal’, te lo dicen los propios jueces y lo peor es que lo dice la política”. Sobre eso, dijo: “Toda la política le teme y necesitamos diputados que no le teman”.

“Me ofrecieron 100 millones de dólares para ser presidenta, y yo dije que no”

En otro tramo de la entrevista, Carrió dijo que “ha sostenido presidentes indefendibles”, como Cristina Kirchner o Alberto Fernández -a quien acusó de perseguirla-, “porque el cambio debe hacerse por la democracia”. En línea con esto, le pidió a la sociedad “que distinga entre el discurso de la libertad y los que pusieron el cuerpo por la libertad”.

De este modo, sostuvo que “el liberalismo en serio tolera todas las ideas y trabaja por la no violencia”. Dijo que no conoce a Javier Milei, y evaluó: “Él no distingue la casta política porque es cierto que existe corporación política, pero hay muchos que luchamos contra eso y nunca tuvimos acuerdo ni con la corporación ni con los sindicatos, pero tampoco fuimos empleados de los empresarios que se beneficiaron de ese Estado corrupto, entre ellos Eurnekian. El me decía: ‘Yo te voto’, y ‘yo te voy a meter preso’”.

En ese sentido, destacó que su fuerza “nunca se financió con dinero empresario”, y explicó: “Elegí no ser presidenta porque si no necesitaba un financiamiento que me quitaba libertad a la hora de la palabra, y dije: ‘A ese precio no llego’. Los grupos empresarios me ofrecieron 100 millones de dólares para ser presidenta, y yo dije que no”. Así, contó que incluso en 2003 fueron los laboratorios los que le ofrecieron ese apoyo económico: “No teníamos plata para las boletas, pero nos negamos. Me querían matar todos”.

Más allá de esto, Carrió contó que, a partir de lo que pudo observar recorriendo la Argentina, “el estado social de la Nación es de una liberación pacífica”. Y explicó: “Hay una revuelta, en el mejor sentido de la palabra. Es una revuelta de paz. Yo la llamé ‘la rebelión de los pobres’. La estaba esperando hace mucho porque me daba culpa que ellos seguían siendo esclavos del sistema del voto”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.