Elisa Carrió se metió en la polémica por el nombramiento de Horacio Rosatti como presidente de la Corte y citó a un matemático árabe para cuestionar a Ricardo Lorenzetti y a Eugenio Zaffaroni

·2  min de lectura
Elisa Carrió y el matemático árabe Al-Juarismi
Archivo/Wikipedia

La líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, se sumó esta tarde a la polémica por el nombramiento de Horacio Rosatti como presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN). En respuesta al juez supremo, Ricardo Lorenzetti, y al exmagistrado Eugenio Zaffaroni, quienes cuestionaron en duros términos la elección, la opositora citó a un matemático árabe y puso en tela de juicio la ética de ambos.

Lorenzetti criticó por “irregular” la elección de Rosatti como presidente de la Corte

En Twitter, Carrió publicó un video protagonizado por una locutora que realiza la siguiente introducción: “Le preguntaron al gran matemático árabe Al-Juarismi sobre el valor del ser humano y así contestó”.

A continuación, la mujer reproduce la particular fórmula usada por el persa para responder a la consulta: “Si tiene ética, entonces su valor es 1; si además es inteligente, agréguele un 0 y su valor será 10; si también es rico, súmele otro 0 y será 100; si por sobre todo eso es además una bella persona, agréguele otro 0 y su valor será 1000″.

Sin embargo, el matemático aclaró, según relata la mujer: “Pero si pierde el 1, que corresponde a la ética, perderá todo su valor, pues solo quedarán los ceros”. Seguidamente, la locutora añade: “Sencillo. Sin valores éticos ni principios sólidos, no quedará nada. Solamente delincuentes corruptos y malas personas”.

La exdiputada nacional acompañó el posteo con un sucinto pero directo mensaje en el que afirmó: “¡Cero para Lorenzetti y Zaffaroni!”.

Los cuestionamientos de Lorenzetti y Zaffaroni

Tras resistir el nombramiento de Rosatti junto a la jueza suprema, Elena Highton, Lorenzetti envió ayer a sus colegas una carta en la que criticó la forma en la se eligió al nuevo presidente del máximo tribunal. En la misiva, calificó el procedimiento de “irregular” a raíz de que el magistrado se votó a sí mismo para obtener la titularidad de la CSJN. Asimismo, sostuvo que ese tipo de actos “contradice los precedentes y la tradición de la Corte Suprema, y ha afectado el prestigio de la institución y de la elección misma”.

En igual línea, el exjuez Zaffaroni consideró que la ausencia de Highton y de Lorenzetti en la elección da cuenta de la fuerte crisis interna que atraviesa el tribunal. No obstante, remarcó: “El problema no es que entre tres elijan al presidente, el problema es que entre tres definen la institucionalidad del país”. También advirtió que dicha “concentración de poder” comporta un “peligro republicano” importante.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.