Elisa Carrió denunciará a los senadores que la llamaron "señora gorda": "Los machos feos no se pueden curar"

LA NACION
·2  min de lectura
"En nombre de las mujeres gordas espléndidas de este país les voy a contestar. Uno de la gordura puede bajar unos kilitos pero los machos feos no salen más, no se pueden curar", dijo Carrió en el video que difundió por Twitter
Fuente: Archivo

"Yo soy la señora gorda de la que hablan los senadores [Eduardo] Martínez y [José] Mayans", dijo la líder de la Coalición Cívica (CC), Elisa Carrió, al comienzo del video que publicó hoy en la red social Twitter para responder a los legisladores, a quienes anticipó que denunciará por discriminación.

El agravio hacia Carrió por parte del senador de Juntos por el Cambio Eduardo Martínez, en el que dijo que hubo un "exhibicionismo" por parte de una "señora gorda", surgió en torno a la estrategia de la exdiputada en la cual busca que la oposición apoye la candidatura a procurador general de Daniel Rafecas.

Por su parte, Mayans, del Frente de Todos, repitió las palabras de Martínez y dijo: "Ahora dijeron acá que una señora gorda quiere arreglar con nosotros. Si hubiesen puesto nombre y apellido hubiese sabido quién es esa señora gorda que quiere arreglar con nosotros".

La carta que frenó la ruptura de la CGT y el malestar kirchnerista con Claudio Moroni

"En nombre de las mujeres gordas espléndidas de este país les voy a contestar. Uno de la gordura puede bajar unos kilitos pero los machos feos no salen más, no se pueden curar", dijo Carrió desde su casa en Exaltación de la Cruz, donde ayer se reunió con la exgobernadora María Eugenia Vidal y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

En el video donde se la ve con un sweater, bufanda y sombrero fucsia, la líder de la Coalición Cívica aseguró que iniciará una demanda por discriminación "en nombre de todas las gordas de esta nación".

La argumentación de Lilita Carrió por el apoyo a Rafecas gira en torno a la posibilidad de que el oficialismo proponga cambiar la regla por la cual se necesitan dos tercios de los senadores para elegir al procurador general. En ese sentido, desde la Coalición Cívica advierten de las consecuencias si no eligen a Rafecas, y que el Frente de Todos pueda elegir a alguien más cercano a ellos con una mayoría simple.