Elisa Carrió cerró un acuerdo programático con Gerardo Morales y no descarta ser candidata en 2023

Morales y Carrió, durante la reunión en la casa de la líder de la CC
Morales y Carrió, durante la reunión en la casa de la líder de la CC

Elisa Carrió se muestra hiperactiva en la antesala de las elecciones presidenciales. La líder de la Coalición Cívica no solo levantó el perfil para salir a defender a Marcelo D’Alessandro, el funcionario de Horacio Rodríguez Larreta que pidió licencia durante tres meses por la filtración ilegal de sus supuestos chats con jueces, fiscales y empresarios, sino también se puso al frente de las denuncias contra el kirchnerismo por el supuesto espionaje ilegal a opositores y periodistas. En paralelo, Carrió no descuida el tablero electoral. De hecho, hoy recibió en su casa de Exaltación de la Cruz al jefe de la UCR, Gerardo Morales, uno de los referentes de Juntos por el Cambio que aspiran a competir como candidatos a presidente en 2023.

A lo largo de la conversación, la exdiputada y el gobernador de Jujuy cerraron un acuerdo “prelectoral”. Se trata de una suerte de pacto programático para impulsar “un proyecto de Nación que sea transformador y cambie los paradigmas de los modelos que nos llevaron a la ruina”.

Morales y Carrió coincidieron en que Juntos por el Cambio debe funcionar como una coalición de gobierno en caso de que recupere el poder nacional. Además, concordaron en que el conglomerado opositor debería habilitar las “fórmulas cruzadas” e impulsar el debate sobre la boleta única, preservar la “transparencia electoral” y fijar “límites al financiamiento de la política”.

“Esto sirve no solo para robustecer lo programático, sino también una estrategia seria y consistente dentro de JxC. Como presidente de la CC veo como muy auspicioso este acuerdo entre los liderazgos de Lilita y Gerardo”, afirmó Maximiliano Ferraro, titular de la fuerza de Carrió, ante la consulta de LA NACION.

Lanzados en definir los ejes vertebrales del programa de gobierno con el que Juntos por el Cambio buscará seducir a la sociedad en 2023, Carrió y Morales consensuaron que sus equipos técnicos harán reuniones para discutir medidas ligadas a la economía, producción, educación y la geopolítica para los próximos 50 años. También debatirán planes para luchar contra el cambio climático y defender el recurso estratégico del agua.

Juntos por el Cambio ratifica que irá a debatir al Congreso para frenar la ofensiva del kirchnerismo contra la Corte y condenó el espionaje ilegal

“En esos encuentros se profundizará el tratamiento de los proyectos sobre energía, producción, el quite de trabas al sector agropecuario, reforma del Estado, un nuevo paradigma en Educación, economía del conocimiento y robótica, entre otros tópicos”, informaron los voceros de la CC y la UCR.

Tras su retiro del Congreso, Carrió se coloca como un garante ético de la coalición opositora. Insiste en que JxC debe discutir “el contrato moral”. En el ecosistema opositor, la líder de la CC mantiene un vínculo cercano con Horacio Rodríguez Larreta, uno de los presidenciables de Pro, con quien coincide en la necesidad de alejar a JxC de los extremos. Con Larreta tiene conversaciones para cerrar un acuerdo similar al que selló con Morales. El jujeño también orbita cerca de Larreta, aunque preserva su vínculo con Patricia Bullrich. El sábado, el titular de la UCR se había mostrado en Mar del Plata junto a Larreta y Martín Lousteau, líder de Evolución Radical.

Si bien tuvo diferencias con Carrió en agosto pasado, después de que la líder de la CC iniciará una purga ética y apuntara contra los referentes de Pro y la UCR que tenían supuestos vínculos políticos y económicos con Sergio Massa, Morales recompuso la relación con la líder de la CC. Tanto el jefe de la UCR como Larreta y Carrió tienen diferencias con Mauricio Macri -y Bullrich- en el plano de las ideas.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Dispuesta a poner el cuerpo en el año electoral, Carrió anunció que reabrirá su estudio de abogados y que volverá a fijar como su domicilio a la Capital. Eso sí, continuará viviendo en Capilla del Señor. La mudanza legal a la Ciudad genera especulaciones sobre su futuro político. Ayer, en diálogo con Todo Noticias, Carrió ratificó que no descarta ser candidata en 2023. “Es una posibilidad, pero primero quiere robustecer lo programático y la estrategia política”, dice uno de sus confidentes.

Horacio Rodríguez Larreta, Gerardo Morales, Martín Lousteau y Diego Santilli en Mar del Plata
Horacio Rodríguez Larreta, Gerardo Morales, Martín Lousteau y Diego Santilli en Mar del Plata

Está claro que la líder de la CC buscará negociar con sus socios de JxC para preservar la influencia de su partido en la coalición opositora. Es decir, podría presionar con una postulación para acordar casilleros en las listas para sus alfiles. La última vez que compitió como candidata fue en 2017, cuando arrasó en las legislativas porteñas con el apoyo de la maquinaria electoral de Larreta.

Ahora, Carrió volverá al bastión de Pro para exhibir su poder de fuego y nivel de adhesión en el electorado porteño. En el ajedrez político de JxC en la Ciudad, Carrió ya movió sus fichas: apoya como candidato a jefe de gobierno a Fernán Quirós, ministro de Salud de Larreta.