Eligen a Luis Armando González como nuevo secretario de la Anuies

CIUDAD DE MÉXICO, enero 19 (EL UNIVERSAL).- Durante la sesión extraordinaria de la Asamblea General de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (Anuies), se eligió a Luis Armando González Placencia, exrector de la Universidad Autónoma de Tlaxcala, como secretario general ejecutivo del organismo, para el periodo 2023-2027.

Tras rendir protesta ante el pleno de la Asamblea General, González Placencia subrayó que la unidad es una de las grandes fortalezas de la Anuies, porque es una organización fuerte, independiente, cercana y comprometida con el engrandecimiento de la educación superior en el país.

Destacó que la educación superior mexicana atraviesa por uno de esos momentos que resultan definitorios.

"Tenemos los horizontes, los objetivos para el desarrollo sostenible y las tareas que potenciarán el sistema educativo, sustentado en la reciente Ley General de Educación Superior aprobada por unanimidad por el Poder Legislativo", dijo.

El nuevo titular refrendó su compromiso de impulsar y fortalecer la importancia de las instituciones de educación superior asociadas, sustentada en la fuerza de su autonomía como espacio de diálogo, reflexión y encuentro, donde todos sean escuchados y tomados en cuenta.

También se comprometió a mantener a la Anuies con una gran capacidad de interlocución con todas las asociadas, a hacerla cada vez más transparente y comprometida en el desarrollo de la educación superior en el país.

Su plan de trabajo presentado ante el Consejo Nacional y la Asamblea General se sustenta en cuatro vertientes:

Trabajar para lograr un modelo de financiamiento suficiente y equitativo que considere la corresponsabilidad entre la federación y los estados, para disminuir los efectos de la geografía de la desigualdad e impulsar la investigación, el desarrollo tecnológico, la innovación y el otorgamiento de un mayor número de becas.

Fortalecer el sistema de evaluación y acreditación para la educación superior con criterios que tomen en cuenta la realidad y el entorno de las instituciones a fin de que se proyecten hacía la excelencia y que ayuden a superar, también los estragos que ocasionó la pandemia en los programas y en la formación de los jóvenes universitarios.

Erradicación total de la violencia asociada al género; la construcción de la igualdad sustantiva de género, la intercultural, la ambiental y la de derechos humanos, no nada más de profesionistas exitosos, sino de seres humanos portadores de una ciudadanía plena, sensible con sus entornos y respetuoso de sus diversidades y del ambiente.

La articulación estratégica entre las instituciones públicas con las particulares, las universitarias, las tecnológicas y las normales, en modelos de interinstitucionalidad que potencien sus virtudes y ayuden a la colaboración de su crecimiento sostenido y equitativo.