Los elefantes salvajes de China buscan espacio para deambular mientras sus hábitats se reducen

·2  min de lectura

Por David Stanway

XISHUANGBANNA, China, 20 jul (Reuters) - Bajo una pasarela en la provincia suroccidental china de Yunnan, una elefanta solitaria hace una rara aparición en un claro al borde de un espeso bosque, ignorando la fuerte lluvia y la multitud que se reúne para pastar y bañarse en el agua de color chocolate.

Normalmente, los visitantes que buscan ver a los animales deben esperar hasta febrero o marzo, cuando las hembras buscan pareja, explica Qin Ganglin, responsable de la protección del Valle de Elefantes Salvajes en la región de Xishuangbanna, en Yunnan, en la frontera con Laos y Myanmar.

"Ahora mismo no salen muy a menudo y sólo de forma esporádica", dijo.

Las interacciones humanas con los elefantes, típicamente escurridizos, han sido objeto de un nuevo escrutinio después de que una manada de 16 elefantes asiáticos abandonara Xishuangbanna el año pasado y la mayoría de ellos emigrara 500 kilómetros hacia el norte, a las afueras de la capital de Yunnan, Kunming, convirtiéndolos en una sensación mediática.

La forma en que Xishuangbanna proteja a sus elefantes y ecosistemas naturales también marcará la pauta de los esfuerzos generales de China por cambiar su relación con la naturaleza, especialmente después que la aparición del COVID-19 pusiera de manifiesto los riesgos para la salud que se derivan de la destrucción del hábitat.

Los elefantes de Xishuangbanna se han duplicado con creces hasta alcanzar los 300 ejemplares en los últimos 20 años, lo que demuestra el éxito de la rehabilitación de las manadas, y es probable que el grupo que migra busque más espacio, sobre todo porque la cantidad de terrenos adecuados para ellos ha disminuido un 40% en dos décadas.

La Comisión Nacional de Bosques y Praderas de China, responsable de la protección del hábitat, no respondió a las solicitudes de comentarios, pero la agencia estatal de noticias Xinhua dijo esta semana que ya han comenzado los "trabajos preparatorios" para establecer un parque nacional en Yunnan con el fin de mejorar las condiciones de los elefantes.

Los expertos afirman que la medida es necesaria desde hace tiempo.

"Estamos intentando devolverlos a sus antiguos hábitats", dijo Zhou Jinfeng, secretario general de la Fundación para la Conservación de la Biodiversidad y el Desarrollo Verde de China, un grupo medioambiental no gubernamental.

"Creemos que el hábitat no es lo suficientemente grande ni bueno y tenemos que ayudar a los elefantes a encontrar uno nuevo".

Xishuangbanna, punto clave de la biodiversidad, ha trazado "líneas rojas" para separar a los humanos de los ecosistemas vulnerables. Pero la expansión de los monocultivos, en los que los campos se dedican a una sola plantación como el té y el caucho, así como la construcción de gigantescos proyectos de transporte en la región, han interrumpido las rutas en las que los elefantes pastan y deambulan.

(Reporte de David Stanway; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.