Elefanta no es persona ni tiene derechos humanos, dice un juzgado de Nueva York

·2  min de lectura

Nueva York, 14 jun (EFE).- El Tribunal de Apelaciones del estado de Nueva York estableció este martes que una elefanta asiática llamada Happy, que lleva 40 años en el zoológico neoyorquino del Bronx tendrá que permanecer en esta instalación, ya que no es una persona en un sentido legal y no puede disfrutar de los derechos humanos fundamentales.

El grupo de defensa de los animales Nonhuman Rights había argumentado que la elefanta estaba detenida ilegalmente en el zoológico y pedía que este animal fuera trasladado a un refugio para elefantes.

La disputa giraba en torno a si el principio legal del habeas corpus -invocado para protegerse contra las detenciones ilegales- debería extenderse a animales “autónomos y cognitivamente complejos” como los elefantes.

"El recurso de habeas corpus tiene por objeto proteger el derecho a la libertad de los seres humanos a estar libres de confinamiento ilegal y no es aplicable a Happy, un animal no humano que no es una 'persona' sujeta a detención ilegal", dice el texto del Tribunal de Apelaciones del estado publicado hoy.

El documento, además, señala que "nadie discute que los elefantes son seres inteligentes que merecen el cuidado y la compasión adecuados", pero eso no es suficiente para invocar su derecho al habeas corpus.

En el otro lado del caso estaba la organización que opera el zoológico, la Sociedad de Conservación de la Vida Silvestre, antes conocida como la Sociedad Zoológica de Nueva York, que defendió que la elefanta está bien atendida por profesionales.

El caso parece ser el primero en llegar tan alto en una instancia jurídica de habla inglesa en un tema en el que se dirime si un animal es digno de la llamada "personalidad", según The New York Times.

El mes pasado, Nonhuman Rights presentó otra petición de habeas corpus en el Tribunal Superior de San Francisco para exigir "el derecho a la libertad y la liberación en un santuario" de tres elefantes en cautiverio en el zoológico de Fresno Chaffee de California.

Happy (Feliz, en español) nació a principios de la década de 1970, probablemente en Tailandia, según The New York Times.

Luego fue capturada y traída a Estados Unidos, donde fue comprada por 800 dólares, de acuerdo con Nonhuman Rights, y terminó en un zoológico de mascotas de Florida con otros seis elefantes, cada uno con el nombre de los personajes de "Blancanieves y los siete enanitos".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.