Electores republicanos de Miami coinciden en que la desinformación de los medios es un problema, pero discrepan sobre las fuentes

J. Pat Carter/AP

Desde las aulas universitarias hasta los estudios de los medios de comunicación y los pasillos del Congreso, políticos, profesores y expertos están advirtiendo una vez más sobre la desinformación, planteando la preocupación de que el contenido manipulado y engañoso —en particular en los medios en español— pudiera tener un impacto en las elecciones intermedias.

A menudo, estas preocupaciones apuntan a los medios de comunicación de tendencia conservadora, que dominan la radio y las plataformas de redes sociales en Miami y que, en ocasiones, han promovido en diferentes programas narrativas problemáticas, como las falsas afirmaciones de Donald Trump de que las elecciones de 2020 fueron amañadas.

Pero la definición de desinformación de la gente varía mucho, a menudo en relación con su afiliación política. Y en la era de las “noticias falsas” y el escepticismo ante los medios, los electores republicanos de Miami —cuyas opiniones sobre la veracidad de los medios de comunicación a veces no se expresan en una conversación dominada por las fuentes de la izquierda— sopesan la desinformación, sus fuentes y su impacto antes de las elecciones.

El lunes, primer día de votación en persona en la Florida, Carmen Díaz, una vecina de Westchester de 55 años, se dirigió al centro de votación anticipada en su biblioteca local para evitar las largas filas. Díaz, que dice ser republicana de toda la vida, se animó a votar por el gobernador Ron DeSantis y otros políticos que dice que apoyan a Dios y los valores familiares.

Díaz dijo que no lee medios en español ni la mayoría de los canales de televisión. Para mantenerse informada, prefiere Fox News y Newsmax porque son “equilibrados”, aunque la programación de FOX favorece en gran medida los puntos de vista conservadores y Newsmax fue uno de los medios demandados por las falsas afirmaciones en sus transmisiones de que las elecciones de 2020 fueron amañadas.

“Encuentro que los canales de televisión están comprometidos”, dijo Díaz en español. “No están publicando noticias reales. Solo se dejan influenciar por la política. La mayoría son demócratas, así que informan a la gente por conveniencia de su partido”.

El lunes, Xiomara Rodríguez, de 63 años, asistió a un acto de campaña de Marco Rubio frente a la Biblioteca John F. Kennedy en Hialeah. Dijo que apoya a los candidatos republicanos para las próximas elecciones de noviembre.

Pero la vecina de Hialeah dijo que no siempre fue republicana. Dijo que era demócrata hasta las pasadas elecciones. Agregó que parte de la razón por la que cambió su afiliación política fue debido a la cobertura política de los medios.

Rodríguez recibe las noticias en Instagram y grupos de WhatsApp y prefiere las fuentes en español que no son partidistas, dijo, citando a Mega TV.

“[En los medios], los republicanos son siempre los malos, y los demócratas son siempre los que deberían estar en el gobierno”, dijo en español. “Este es un país libre, y necesitan ... no decirte constantemente en las noticias que tienes que votar por un demócrata o por un republicano. Esa es una opinión personal. Nadie tiene que decirte lo mismo desde que te levantas hasta que te vas a dormir”.

Esmeralda Billete, de 68 años, se considera una electora independiente. Pero acudió a apoyar a Rubio en su mitin de Hialeah y dijo que apoyará la candidatura a la reelección del senador.

Billete, quien dijo que ha vivido en Hialeah 52 años, conoce las noticias a través de los canales de televisión locales, como Univisión 23 en español y WSVN Canal 7 en inglés. También lee lo que aparece en su Facebook.

Dice que considera que la desinformación en los medios es un problema general que no es exclusivo de los demócratas ni de los republicanos.

“Crea mucha confusión para el público y el elector”, dijo en español.