Los electores franceses deciden entre abstención y deber cívico

·1  min de lectura

Casi 49 millones de electores están llamados a escoger entre el mandatario centrista, Emmanuel Macron, y la ultraderechista Marine Le Pen en el balotaje de la elección presidencial, en plenas vacaciones escolares en Francia.

Casi 49 millones de electores están llamados a escoger entre el mandatario centrista, Emmanuel Macron, y la ultraderechista Marine Le Pen en el balotaje de la elección presidencial, en plenas vacaciones escolares en Francia.

En la escuela Trégain, en un barrio sensible de Rennes (oeste), la jornada electoral comienza "más tranquila que hace dos semanas", cuando "no hicieron ninguna pausa", explica Fabien Toulemonde, de 47 años y secretario del colegio electoral 151.

Yolande Yédagni, una desempleada de 57 años, considera "un deber ir a votar" y se dice tranquila sobre el resultado de la votación, al contrario que Bernard Maugier, de 76 años. Este jubilado con gorra "NY" aseguró que votó "para evitar una guerra civil".

"Entre la peste y el cólera, debemos tomar la decisión correcta", abunda Pierre Charollais, un jubilado de 67 años, abogando por un "voto responsable" en un contexto "particular" por la guerra en Ucrania y la presidencia francesa de la Unión Europea (UE).

- "Ninguna esperanza" -

Al sureste de París, en el pequeño centro de votación instalado en una escuela infantil de Maisons-Alfort hay poca afluencia. "La gente vino a votar pronto, hacia las 08H00, para marcharse de vacaciones a continuación", explica una apoderada.

- "La calle decide" -

Con la AFP


Leer más

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.