Las elecciones primarias costarán $6800 millones y solo una de cada tres agrupaciones presentará más de una lista

·5  min de lectura
Las primarias serán el 12 de septiembre en todo el país; ya hubo elecciones domésticas en algunos distritos, como en Jujuy
Télam Agencia de noticias

El Estado argentino destinará al menos $6800 millones a la organización y desarrollo de las elecciones primarias del mes próximo, en las que se estima que solo una de cada tres agrupaciones políticas registrará competencia interna y dejará que los ciudadanos definan quiénes serán sus candidatos, según surge de los relevamientos de la Cámara Nacional Electoral a los que accedió LA NACION.

El porcentaje de agrupaciones que sí dirimirá sus candidaturas para ingresar al Congreso en las primarias ronda el 31% según esos relevamientos, pero registra variaciones muy amplias, tanto en las filas oficialistas como de la oposición. Así, el 60% de las agrupaciones aprovecharán el domingo 12 de septiembre para resolver sus diferencias internas en Chubut, en tanto que en Formosa no habrá ninguna interna.

Las visitas a Olivos: un mal ejemplo

Pese a la cuantía de recursos públicos que se destinará a las PASO y el bajo porcentaje de competencias internas, los expertos consultados por LA NACION coincidieron, sin embargo, en que resulta un factor positivo del proceso democrático que, además, evidencia avances con respecto a ciclos electorales anteriores.

“Debemos tomar en cuenta que este año habrá más primarias que en el promedio histórico de las elecciones y que se registrará más competencia interna, en distritos de mayor peso electoral, entre las agrupaciones más importantes”, remarcó el presidente de la Sociedad Argentina de Análisis Político (SAAP), Martín D’Alessandro, quien destacó “el vaso medio lleno”.

Exdirector nacional electoral durante varios gobiernos, Alejandro Tullio, ahondó en ese enfoque. “A diferencia de otras ocasiones, en las que pequeños partidos dirimían sus diferencias, esta vez también tendremos que las fuerzas que gobiernan o pueden gobernar registrarán primarias”, destacó. “Juntos registrará competencia interna en 17 distritos, el Frente de Todos en 5 distritos, y hasta la izquierda en 18 distritos”.

D’Alessandro y Tullio, al igual que el director ejecutivo de Poder Ciudadano, Pablo Secchi, negaron que las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) resulten poco más que una encuesta oficial a escala nacional, con un dispendio de miles de millones de pesos en situación de emergencia económica, social y sanitaria.

“Por supuesto que desde la perspectiva de un ciudadano resulta frustrante acudir a unas primarias sin poder elegir entre varias candidaturas dentro de un partido o coalición, pero las PASO tienen por sí mismas un efecto de ‘ordenamiento electoral’ ya que fomentan la negociación y los acuerdos dentro de cada agrupación política”, dijo Secchi. “Y dicho eso, desde la perspectiva de los ciudadanos, este año las PASO serán mucho más activas”.

En términos cuantitativos, 55 agrupaciones políticas sobre un total de 177 dirimirán sus candidatos a diputados nacionales en las urnas (es decir, el 31% del total), en tanto que el porcentaje sube al 39% en la contienda senatorial: 24 de las 62 agrupaciones. Aunque bajos, esos números evidencian un aumento de las disputas internas en comparación con 2019, cuando sólo el 25,5% de las agrupaciones ofrecieron más de una lista interna para diputados nacionales y el 22,5% las ofreció para senadores nacionales.

Los porcentajes de competitividad interna, sin embargo, fluctúan por distrito. Así, en la provincia de Buenos Aires sólo el 12% de las agrupaciones sí registrarán una contienda competitiva en las primarias para diputados. Es decir, apenas 3 de las veinticinco registradas. En Córdoba sube al 23% (tres agrupaciones sobre un total de 13) y en Santa Fe, llega al 46% (seis de 13 agrupaciones).

Sin embargo, Buenos Aires y Santa Fe registran dos de las contiendas que se avizoran como más sensibles. En territorio bonaerense, la coalición opositora llevará dos listas, una liderada por Diego Santilli y otra por Facundo Manes. En el distrito santafesino, en tanto, el Frente de Todos (FdT) se encamina a celebrar una primaria competitiva entre las listas del actual gobernador, Omar Perotti, y el ministro saliente de Defensa nacional, Agustín Rossi.

Facundo Manes y Diego Santilli, una de las internas más atractivas
Facundo Manes y Diego Santilli, una de las internas más atractivas


Facundo Manes y Diego Santilli, una de las internas más atractivas

Para Tullio, las primarias bonaerenses y santafesinas son para destacar, al igual que las porteñas. “¿Cuántos diputados y senadores que efectivamente surgieron de estas primarias ingresarán al Congreso en diciembre? Eso es lo que hay que mirar”.

El caso de Santa Fe

En el caso de Santa Fe, la contienda entre Perotti y Rossi se produciría a pesar de los esfuerzos de Cristina Fernández de Kirchner por evitar las primarias dentro de la fuerza gobernante. Eso también ofrece una lección, según D’Alessandro. “En varias agrupaciones vemos esfuerzos denodados hasta último minuto por evitar las competencias internas. Una explicación puede ser que las cúpulas no quieren perder el control de la designación de candidatos, pero otra es que quieren evitar transmitir la imagen de pelea interna, de falta de unidad y cohesión”.

En esa línea, los distritos que registran los extremos opuestos durante este proceso electoral son Formosa y Chubut. La provincia que gobierna Gildo Insfrán desde hace 25 años es la única que no protagonizará contiendas internas en ninguna agrupación, ni para dirimir candidaturas a la Cámara de Diputados, ni para el Senado.

La foto oficial de los candidatos del Frente de Todos en Santa Fe, sin Agustín Rossi entre ellos.
La foto oficial de los candidatos del Frente de Todos en Santa Fe, sin Agustín Rossi entre ellos.


La foto oficial de los candidatos del Frente de Todos en Santa Fe, sin Agustín Rossi entre ellos.

Por el contrario, Chubut aparece como la provincia con el porcentaje más alto de disputas dentro de las agrupaciones políticas, con el 60%, ya que 3 de las cinco agrupaciones sí celebrarán primarias para definir sus candidatos a ambas cámaras del Congreso.

La Argentina congela su vínculo con Nicaragua con una tibia crítica al régimen de Daniel Ortega

Estos porcentajes, vale remarcar, corresponden a las disputas para ocupar los escaños nacionales, sin tomar en cuenta las primarias que esas mismas u otras organizaciones podrían protagonizar a nivel provincial o municipal. Pero los ejes de análisis son los mismos: ¿Cuántas de esas primarias provinciales y municipales serán competitivas? ¿Cuántas agrupaciones que sí registrarán internas competitivas tendrán, también, peso electoral? Y, por tanto, ¿cuántas candidaturas surgidas de primarias competitivas asumirán escaños?

A nivel nacional, planteó D’Alessandro, “6800 millones de pesos es una fortuna, pero la democracia es cara y la salud del sistema político vale mucho más. La alternativa a las primarias sería la fragmentación, la ruptura o el escándalo, cuyos efectos suelen darse más entre los partidos que están en la oposición, ya que los oficialismos pueden ‘compensar’ a los que quedan fuera de las listas con cargos públicos o beneficios para sus distritos. El argumento económico no debe ser el único, ni el principal, a analizar”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.