Elecciones en Italia: políticos poco implicados, votantes desilusionados

·1  min de lectura

Los italianos elegirán su nuevo parlamento el 25 de septiembre. Para ganar, los partidos de derecha se han unido en una amplia coalición que va desde Silvio Berlusconi hasta la postfascista Giorgia Meloni, heredera del Movimiento Social Italiano. Juntos, se prevé que ganen según todas las encuestas y que incluso consigan una mayoría lo suficientemente sólida como para reformar la Constitución. El centro y la izquierda presentan divididos.

Por Anne Tréca, corresponsal de RFI en Roma

A 12 días de las elecciones, el ambiente es un poco tenso. Nadie quiere hablar de sus opiniones políticas. Los italianos no querían estas elecciones anticipadas. Mario Draghi era el político más popular del país. Y no hubo ninguna campaña real. Como se va a votar un Parlamento más pequeño, reducido casi a la mitad, y con listas bloqueadas, los partidos pasaron semanas eligiendo a sus candidatos en lugar de hacer campaña. Han sido desordenados, a veces contradictorios, difíciles de seguir. Casi no ha habido mítines, ni debates en televisión. Hasta anoche, 12 de septiembre, no se produjo un encuentro cara a cara entre los dos principales opositores.

Un intercambio convencional y aburrido

Cada uno reivindica los valores de Italia, pero no los mismos: Dios, la patria y la familia para la líder de la derecha, Meloni. Una sociedad abierta, diversa, democrática y consciente del medio ambiente para su oponente de izquierdas, Enrico Letta, que ve este 25 de septiembre como un día histórico, una elección para los votantes entre dos italias, como lo fue el Brexit para los británicos.

Desencanto italiano


Leer más sobre RFI