Elecciones en Irak: Clérigo chiíta podría ser el rey de los comicios tras ganar la mayoría de los escaños

·5  min de lectura

El partido del influyente clérigo chiíta iraquí, Muqtada al-Sadr, se ha hecho con el mayor número de escaños en las elecciones nacionales de Irak, según los primeros resultados, lo que le convierte en un potencial hacedor de reyes tras una votación empañada por una baja participación récord.

El movimiento sadrista, liderado por el clérigo populista conocido por su insurgencia contra las fuerzas estadounidenses a mediados de la década de 2000, obtuvo hasta 73 de los 329 miembros del parlamento, dijo un portavoz del movimiento a The Independent.

Un funcionario de la comisión electoral iraquí confirmó que los sadristas habían quedado en primer lugar en las elecciones, pero no confirmó inmediatamente cuántos escaños había obtenido el partido, ya que el recuento estaba incompleto.

Los resultados parciales indicaban que una coalición suní liderada por el presidente del Parlamento, Mohamed al-Halbousi, quedaba en segundo lugar con unos 38 escaños.

Pero sólo un escaño por detrás estaba la Coalición del Estado de Derecho, liderada por el exprimer ministro Nouri al-Maliki, lo que demuestra que los partidos chiítas del país están dispuestos a tener de nuevo una presencia influyente en el próximo parlamento.

Los grupos chiítas de Irak han dominado durante mucho tiempo la escena política del país y han dirigido la formación del gobierno desde la invasión liderada por Estados Unidos en 2003, que derrocó al dictador suní Saddam Hussein y catapultó al poder a la mayoría chiíta y a los kurdos.

Se espera que el Movimiento Sadr dirija la formación del próximo gobierno.

Un portavoz de la oficina de Sadr declaró a The Independent que creían haber conseguido al menos 73 escaños, la mayoría en Bagdad.

Leer más: Senado de los Estados Unidos en camino de revocar la autorización de guerra de Irak

“No es tan ambicioso como queríamos”, indicó el funcionario, que pidió el anonimato por no estar autorizado a hablar con los medios de comunicación.

“Esperábamos 85 escaños, pero aun así es un buen número”, añadió.

Sin embargo, entre los principales perdedores se encuentran los grupos abiertamente proiraníes. La Alianza Fatah, formada por candidatos que representan en su mayoría a las milicias proiraníes sancionadas por el Estado, podría haber conseguido tan solo 14 escaños, un tercio de los que obtuvo en las elecciones de 2018.

Al parecer, les costó reunir apoyos al enfrentarse a las críticas por sus estrechos vínculos con los grupos armados acusados de matar a algunas de las casi 600 personas en el levantamiento del país en 2019 que desencadenó la votación anticipada.

Las elecciones se celebraron con siete meses de antelación tras una demanda clave del levantamiento popular que se formó en protesta contra la corrupción endémica, el creciente desempleo y la proliferación de grupos armados. Más de 600 personas fueron asesinadas durante unos meses, cuando las manifestaciones fueron brutalmente aplastadas.

El primer ministro del país, Mustafá al-Kadhimi, también aceptó impulsar una nueva legislación electoral que, según los expertos, no era perfecta, pero aflojaba el dominio de los principales partidos políticos sobre el poder legislativo al abrir la puerta a que se presentaran candidatos independientes.

“Parece que [Fatah] está siendo castigado por su propio electorado, que no se ha presentado, pero también por la gente que ha criticado a los grupos de las [milicias] PMF y a las fuerzas de seguridad responsables de la represión de los manifestantes, de los crímenes y de las intimidaciones”, declaró Sajad Jiyad, investigador iraquí del grupo de reflexión Century Foundation.

“Es preocupante si Fatah decide impugnar los resultados de las elecciones o si forman una oposición, no en el marco del parlamento, si deciden utilizar las protestas que tal vez puedan llegar a ser violentas”, añadió Jiyad.

Los medios de comunicación iraquíes informaron el lunes de que los responsables de Al Fatah habían prometido impugnar los resultados de las elecciones y habían convocado una reunión urgente, lo que hace presagiar que se avecinan semanas complicadas de disputas políticas.

Los resultados preliminares mostraban que varios candidatos independientes entraban en el parlamento, aunque no se conocía inmediatamente el número de escaños.

Entre ellos se encontraba el movimiento Imtidad, uno de los pocos partidos nuevos liderados por activistas que obtuvo al menos cinco escaños en Nasiriyya, la ciudad que se ha convertido recientemente en el corazón de la revuelta. Su fundador, Alaa al-Rikabi, señaló a The Independent su intención de formar “la primera oposición real de Irak en 100 años” dentro del Parlamento.

Esto podría ayudar en las próximas elecciones, añadió Jiyad. “Si la gente pudiera ver a un grupo de diputados que no participara en el gobierno y actuara en favor de los intereses del pueblo, la gente les votaría entonces la próxima vez”.

A pesar de las elecciones anticipadas y la nueva ley electoral, los activistas juveniles llamaron a boicotear los comicios por considerar que estaban dominados por la vieja guardia política. Una serie de desapariciones forzadas y asesinatos selectivos que han causado la muerte de más de 30 personas ha desanimado aún más a los votantes a participar.

La participación preliminar mostró una cifra récord de sólo el 41% de los votantes registrados.

Cuando se le preguntó si la baja participación de los votantes socavaba su victoria, el portavoz del Movimiento Sadrista desestimó las preocupaciones. “Sí, hubo una baja participación, pero no estamos preocupados, los votos nos muestran como claros ganadores”, celebró.

El otro gran ganador fueron los partidos kurdos, que obtuvieron provisionalmente 61 escaños.

Las elecciones en Irak desde 2003 han ido seguidas de prolongadas negociaciones que pueden durar meses y que sirven para distribuir los puestos de gobierno entre los partidos dominantes.

No se espera que el resultado del lunes altere drásticamente el equilibrio de poder en Irak o en la región en general.

Relacionados

Irak arresta a Sami Jasim, administrador financiero del Estado Islámico

Fuerzas de seguridad votan en elecciones generales de Irak

Milicias chiís traman aumento de poder político en Irak

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.