Las elecciones de Honduras suponen el fin de un largo mandato de Hernández

·4  min de lectura

Tegucigalpa, 25 nov (EFE).- Las elecciones del domingo en Honduras marcarán el principio del fin del más largo mandato presidencial en la historia del país, encabezado por el conservador Juan Orlando Hernández, quien asumió el poder Ejecutivo el 27 de enero de 2014, bajo la bandera del centenario Partido Nacional.

Además, los comicios abrirán un capítulo de incertidumbre sobre su futuro inmediato luego de ser vinculado al narcotráfico por una corte federal del Distrito Sur de Nueva York.

DOCE AÑOS DE UNA FIGURA DOMINANTE

El gobernante concluirá su mandato presidencial el 27 de enero de 2022, el segundo mediante una reelección, en 2017, que no le permitía la Constitución, pero que se la facilitó el Supremo con una interpretación legislativa que hizo en mayo de 2015.

Hernández acumula doce años de ser la figura dominante de la empobrecida nación centroamericana, cuatro (2010-2014) como titular del Parlamento y luego dos períodos consecutivos como presidente de la República (2014-2018 y 2018-2022).

Antes de Hernández, el único antecedente similar fue el de Tiburcio Carías Andino, también miembro del conservador Partido Nacional, que gobernó con mano de hierro entre 1933 y 1949.

En Honduras el período presidencial es de cuatro años y la Constitución de la República prohíbe la reelección; sin embargo, Hernández, al igual que en su momento lo hizo Carías Andino, violentó ese precepto.

Mientras Carías Andino fue llamado el "caudillo frutero" por el respaldo que recibió de la multinacional bananera United Fruit Company, Hernández logró reelegirse pese a las acusaciones en su contra de estar vinculado al narcotráfico, las que reiteradamente ha venido rechazando y de lo que culpa a narcotraficantes hondureños que su gobierno extraditó a Estados Unidos.

UN HERMANO SUYO CONDENADO EN EEUU

Su credibilidad internacional y nacional la debilitó la sentencia a cadena perpetua que la Corte Federal del Distrito Sur de Nueva York impuso a su hermano Juan Antonio "Tony" Hernández, en marzo de 2021, acusado de introducir al menos 185 toneladas de droga en Estados Unidos.

Los fiscales del Distrito Sur de Nueva York aseguraron en su proceso que el presidente Hernández fue un socio clave de su hermano "Tony", aunque no ha sido inculpado hasta la fecha.

El caso de "Tony" Hernández no ha sido el único golpe fuerte que el gobernante ha recibido estando en el poder.

En diciembre de 2017, falleció su hermana y principal asesora de gobierno, Hilda Hernández, al estrellarse el helicóptero en el que se trasladaba hacia el departamento de Comayagua, en el centro del país.

Hilda Hernández era considerada la "mano derecha" del presidente, encargada de las estrategias de comunicación en la campaña reeleccionista de su hermano.

Pese a ser blanco de una campaña permanente de la oposición para que abandonara el poder Ejecutivo, que difundió el lema "Fuera JOH", si se cumple el cronograma electoral Juan Orlando Hernández traspasará el 27 de enero de 2022 la banda presidencial a su sucesor o sucesora que gane el domingo.

La pregunta que muchos en Honduras se formulan es ¿qué pasará en caso de que Xiomara Castro, favorita de la oposición, triunfe en los comicios, que serán los undécimos desde el retorno al orden constitucional, en 1980.

FUTURO INCIERTO DE HERNÁNDEZ

Castro es la esposa del expresidente Manuel Zelaya, derrocado el 28 de junio de 2009, y en sus intervenciones proselitistas niega legitimidad a la reelección de Hernández.

Para el analista político Manuel Torres Calderón, "el futuro inmediato de Hernández está sumido en la misma incertidumbre que tiene el país en el actual proceso electoral".

"Si el Partido Nacional se impone, es obvio que Zelaya saldrá favorecido, pero si en cambio, lo hace la oposición, es posible que los amarres que atan su impunidad queden sueltos", manifestó Torres Calderón.

El otro elemento de incertidumbre para Hernández es cuál será la actitud de la Justicia de Estados Unidos, que lo tiene en el punto de mira, y si internamente las múltiples denuncias de corrupción que salpican su largo mandato lo llevarán a juicio.

Bajo esas circunstancias, lo único que parece no despertar dudas en el país, es que su retiro como expresidente no será tranquilo.

De los 9,5 millones de habitantes que tiene Honduras, más de 5 millones han sido convocados a las urnas para elegir a un presidente, tres vicepresidentes, 298 alcaldías municipales, 128 diputados al Parlamento local y 20 al Centroamericano.

Germán Reyes

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.