Elecciones en Francia: ¿'déjà vu' o renovación política?

·1  min de lectura

El candidato a su reelección Emmanuel Macron sale victorioso de la primera vuelta presidencial el domingo en Francia, con el 27,8% de los votos. Su duelo será de nuevo con la ultraderechista Marine Le Pen, quien recogió el 23,1%. El paisaje político, con sabor a déjà vu, se convirtió más bien en un cementerio político para los partidos tradicionales franceses.

Marine Le Pen (23,1%) versus Emmanuel Macron (27,8%). Con los comicios de este domingo 10 de avril se repite el combate de 2017. Esta vez, el presidente y la candidata superaron incluso sus resultados de hace cinco años. Junto al izquierdista Jean-Luc Mélenchon, en tercer lugar con un resultado del 22%, dejan muy atrás a las formaciones que durante años gobernaron en Francia.

Macron optó por una campaña en formato light, algo que justificó por guerra en Ucrania. ¿Qué lo favoreció en esta elección? "El contexto tiene mucha influencia: la guerra en Ucrania o el efecto pandemia. Tampoco hubo casi campaña porque hubo pocos debates. Eso le permitió a Macron tener cierta hegemonía en la centro derecha. En paralelo se le dificultó a la izquierda disputarle esa hegemonía", explica Franck Gaudichaud, politólogo de la Universidad Jean Jaurès de Toulouse.

"Voto útil"

"El electorado francés pensó de manera táctica que era mejor votar por un candidato o una candidata que tenía mayor posibilidad de pasar a la segunda vuelta", dice Gaudichaud y apunta una de las peores tasas de abstención de la historia de la quinta república, del 26%.


Leer más

Leer tambien:
Los jóvenes con Mélenchon, los jubilados con Macron
Perder sale caro: los candidatos con menos del 5% de los votos no serán reembolsados
Macron y Le Pen tienen dos semanas para convencer