Elecciones en EE.UU.: Trump juega sus últimas cartas para revertir la ventaja de Biden

LA NACION
·3  min de lectura

WASHINGTON.- Un día antes de las elecciones norteamericanas, Donald Trump, juega sus últimas cartas con la esperanza de revertir la ventaja en los sondeos de su rival demócrata, Joe Biden. El presidente buscará apoyo hoy en cuatro estados vitales para ganar las elecciones, mientras que Biden enfocará sus actividades en Pensilvania y Ohio durante el último día de campaña para llegar a la Casa Blanca.

Trump, que lucha por no ser el primer presidente en más de 25 años que no logra un segundo mandato, tiene una apretada agenda en su último día de campaña con cinco actos en cuatro estados: Carolina del Norte, Pensilvania, Michigan y Wisconsin.

El mandatario ganó esos estados en 2016 contra Hillary Clinton, pero las encuestas muestran que Biden amenaza con recuperarlos para los demócratas. Trump concluirá su campaña en Grand Rapids, Michigan, como en 2016, cuando logró una victoria que sorprendió al mundo entero.

Elecciones en EE. UU.: Donald Trump sugirió que echará al doctor Anthony Fauci cuando gane

Biden, su compañera de fórmula Kamala Harris y sus cónyuges pasarán la mayor parte del lunes en Pensilvania, separándose para llegar a los cuatro rincones de un estado que se ha vuelto vital para las esperanzas del exvicepresidente de llegar al poder.

Biden hablará ante miembros de sindicatos y votantes afroamericanos en el área de Pittsburgh antes de que la cantante Lady Gagá se una a un mitin por la noche en esa zona.

También llegará a Ohio, pasando tiempo en su último día de campaña en un estado que en el que Trump se impuso en 2016 y que ahora muestra una competencia cerrada.

El expresidente Barack Obama realizará un mitin en Atlanta, Georgia, antes de cerrar la campaña por la noche en un acto en Miami.

Biden ha concluido la campaña a la ofensiva, viajando casi exclusivamente a los estados que Trump ganó en 2016 y criticando la respuesta del presidente a la pandemia de coronavirus, que ha dominado las últimas etapas de la carrera a la Casa Blanca.

Biden acusa a Trump de renunciar a luchar contra la pandemia, que ha dejado más de 230.000 muertos en el país y ha costado millones de puestos de trabajo. Las encuestas muestran que los norteamericanos confían en Biden más que en Trump para combatir la enfermedad.

Encuestas

Según el diario The New York Times, Trump quiere celebrar una noche electoral en los salones de la Casa Blanca y se plantea recibir a hasta 400 invitados.

En la noche del martes, Biden, a quien los sondeos otorgan ventaja, hablará a la nación desde su ciudad de residencia, Wilmington, en el estado de Delaware.

Una encuesta de The New York Times y del Siena College publicada ayer sitúa al demócrata delante de Trump en Pensilvania, Arizona, Florida y Wisconsin, cuatro estados decisivos donde el presidente ganó en las elecciones anteriores.

Pero los observadores piden cautela, recordando los comicios de 2016, en los que Trump dio una de las mayores sorpresas de la historia política norteamericano, al derrotar a Hillary Clinton.

El ambiente de la noche electoral dependerá en gran medida del orden en el que se vayan conociendo los resultados en los estados claves.

Una victoria de Biden en Florida, donde los resultados podrían ser anunciados bastante temprano, acabaría tal vez rápidamente con el suspenso.

Las encuestas dan una escasa diferencia entre los dos candidatos en el gran estado del sureste.

Más de 93 millones de norteamericanos ya emitieron su voto anticipado para evitar las aglomeraciones en plena pandemia, lo que hace presagiar una participación récord.

La sombra de la grieta: los temores de los votantes argentinos en Florida

En el sistema norteamericano el presidente no es elegido por el voto popular de todo el país, sino por los llamados grandes electores de cada estado. En 2016, Trump logró cerca de 3 millones de votos menos que Clinton, pero obtuvo la mayoría de esos 538 grandes electores.

Agencias Reuters y AFP