Elecciones EEUU: La furia de Donald Trump contra Rupert Murdoch por el resultado de Arizona

LA NACION
·3  min de lectura

WASHINGTON - Cuando Florida se tiñó de rojo -el color del Partido Republicano, anteanoche, el presidente Donald Trump y sus asesores pensaron que estaban presenciando una repetición de la noche de las elecciones de 2016, cuando una victoria en Florida presagiaba una victoria sobre todos.

Dentro del ala este, el ambiente era optimista mientras cientos de personas, incluidos secretarios de gabinete, embajadores y exfuncionarios que se han mantenido leales a Trump, se mezclaron y cenaron aperitivos y patatas fritas. Los funcionarios que habían sido pesimistas sobre las posibilidades de reelección del presidente de repente comenzaron a imaginarse cuatro años más en el poder.

Ese espejismo de victoria se cayó cuando la cadena Fox News -afín a Trump- anunció que Joe Biden había ganado en Arizona a las 11:20 p.m., con solo el 73 por ciento de los votos del estado contados.

Trump y sus asesores estallaron ante la noticia. Si era cierto que habían perdido en Arizona estaría en duda cualquier afirmación de victoria que el presidente pudiera hacer.

Lo que siguió fue una noche de llamadas airadas de Trump a los gobernadores republicanos y consejos de los asistentes de campaña que ignoró, lo cual llevó a una sesión informativa presidencial a media noche en la que hizo una serie de comentarios imprudentes y sin fundamento sobre el proceso de la democracia.

De pie en el ala este a las 2:30 a.m., descartó la elección como un "fraude" y afirmó que quería detener el conteo de votos y dejar los resultados a la Corte Suprema.

La campaña de Trump sabía que Arizona podría estar en juego, pero que Fox News le haya dado la victoria a Biden fue simbólico: lo convirtió en el primer estado que parecía haberse cambiado del grupo de estados ganadores del presidente en 2016.

Jason Miller, el asesor político de Trump, cuestionó la veracidad de la información y llamó frenéticamente a Fox News para pedirle a la cadena que se retractara. No tuvo éxito. En lugar de retractarse, la mesa de decisiones de Fox News redobló su apuesta y puso a Arnon Mishkin, el jefe de la mesa, al aire para defender el anuncio de la cadena.

Varias horas después, The Associated Press también dijo que Biden había ganado en Arizona. Otras organizaciones de noticias, incluidas The New York Times y CNN, no habían declarado ningún vencedor el miércoles por la tarde debido a las boletas de voto ausente que quedaban por contar.

Jared Kushner, el yerno y asesor principal del presidente, también estuvo en contacto con Rupert Murdoch, el propietario de Fox News, a medida que avanzaba la noche. Y el miércoles por la mañana, el director de campaña de Trump, Bill Stepien, insistió en que el presidente ganaría Arizona por 30,000 votos.

Pero según la revista Vanity Fair fue el propio presidente el que llamó a Murdoch para gritarle que se retractara. Una fuente le dijo a la publicación que Murdoch finalmente se negó, lo que no les cayó bien a algunos de los presentadores pro-Trump de la cadena.

"¡Lo anunciamos mucho antes que MSNBC!" dijo un miembro anónimo del personal de Fox News a Vanity Fair. "Estábamos tan preocupados por ser vistos como pro-Trump que hicimos todo lo posible", dijo la fuente.

Con información de The New York Times

También debes ver:

EN VIDEO: Refuerzan la seguridad en torno a Joe Biden