Elecciones en EE.UU.: el estado en el que el escrutinio demorará dos semanas más

LA NACION
·3  min de lectura

ANCHORAGE.- Con algo más de 700.000 habitantes es uno de los estados menos poblados del territorio norteamericano, pero sus extremos procedimientos de seguridad y los amplios plazos para la votación en ausencia, convierten a Alaska en el distrito con el escrutinio más lento de todo el país.

No se espera que la lentitud del conteo altere demasiado los resultados dado que el presidente Donald Trump se impone hasta ahora por el 62% de los votos frente al 33% de Joe Biden. Pero los habitantes de Alaska votaron temprano y a distancia en números récord este año, y unos 130.000 votos, más del 40% del total de Alaska, no se contarán hasta al menos la próxima semana, y las últimas boletas no se contarán hasta el 18 de noviembre. Eso significa que Trump no podrá ser declarado oficialmente ganador en Alaska, aunque sea el resultado que todos prevén.

Las candidaturas locales también están en suspenso y la espera frustra a algunos votantes.

Walmart. Por qué la cadena de supermercados más grande del mundo se va de la Argentina

"Sigo creyendo que la decisión de la junta electoral de esperar una semana completa antes de comenzar este recuento, en lugar de contar las boletas cuando llegaron o en la noche de las elecciones, fue un flaco favor para los habitantes de Alaska", dijo el asambleista y candidato demócrata a la alcaldía de Anchorage, Forrest Dunbar, en una publicación del día de las elecciones en las redes sociales, según el diario local Anchorage Daily News.

La demora, dijo la junta electoral de Alaska, se debe a que la firma de los electores en cada una de las boletas de voto ausente debe ser comparada con los registros de los que votaron personalmente el día de las elecciones.

"Las boletas no se consideran elegibles para el recuento hasta que se haya completado una confirmación de cada votante", dijo la fiscal general adjunta Maria Bahr del Departamento de Derecho de Alaska. En otras palabras: los funcionarios electorales se aseguran de que un votante no envíe por correo una boleta de voto ausente y que también vote en persona.

Elecciones en EE.UU.: Biden mantiene la ventaja, pero Trump promete pelear hasta el final

Si alguien votó en persona y emitió una boleta de voto ausente, su voto ausente es rechazado, pero se cuenta su voto en persona y su nombre se envía a la División de Elecciones de Alaska para una mayor investigación y posible enjuiciamiento.

La directora de esa División de Elecciones estatal, Gail Fenumiai, consideró que la seguridad e integridad de las elecciones "siempre deben tener prioridad".

Fenumiai dijo no estar familiarizada con la forma en que manejan estas cuestiones en otros estados, y que no puede decir por qué pueden contar más rápido que Alaska y a la vez mantienen la seguridad.

Otra diferencia que agrega lentitud al escrutinio en el estado más septentrional son los plazos de votación.

Alaska cuenta las boletas de voto ausente que llegan hasta 10 días después del día de los comicios, si se envían por correo desde dentro de los Estados Unidos, y 15 días si se envían desde fuera del país, siempre que tengan estampillado del día de votación o anterior.

Finalmente, también suma lentitud la vastedad geográfica del estado más grande del país con más de 1,7 millón de km2, más del doble de Texas, el segundo en la lista con casi 700.000 km2.

Tiffany Montemayor, gerente de relaciones públicas de la División Elecciones, dijo que el tamaño de Alaska implica más tiempo de transporte de materiales electorales a los centros regionales donde se realiza el escrutinio.

"Estamos en un estado gigantesco y estamos tan dispersos", reflexionó Montemayor.

Agencia AP