Elecciones en EE.UU. ¿Donald Trump o Joe Biden? Cómo serían las vías de cada uno para llegar al triunfo

LA NACION
·4  min de lectura

NUEVA YORK.- Joe Biden empezó la noche tras el cierre de las urnas en las elecciones norteamericanas con muchos caminos hacia los a 270 votos en el Colegio Electoral -el umbral para ganar la presidencia-, pero luego el presidente Donald Trump ganó Florida, Ohio y Texas y está cerca de ganar Carolina del Norte (lleva una ventaja de 1,4% en un estado que reparte 15 electores).

Eso dejó un número reducido, pero aún significativo, de formas en las que Biden podría prevalecer, en su mayoría agrupadas en torno a la recuperación de Michigan, Wisconsin y Pensilvania, el otrora confiable "muro azul". El demócrata tiene asegurados 238 electores y el republicano, 213.

Elecciones en Estados Unidos: el minuto a minuto de una jornada clave para el mundo

Estos son los principales escenarios que le quedan a Biden, así como a Trump, para ganar las elecciones. Los escenarios de Biden suponen que gane Nevada, un estado azul donde está por delante (ventaja de 0,6% en un estado que otorga seis electores).

Una vía para Biden implica asegurarse los estados del Cinturón del Sol. Tras ganar Arizona (que otorga 11 electores), Biden debería ganar también en Georgia, donde Trump tiene una ventaja de 2,18% (con 94% de los votos escrutados), en un estado que da 16 electores.

Biden podría darse el lujo de perder Pensilvania, un estado clave que otorga 20 electores y en el que Trump tiene una ventaja del 13% (el recuento podría demorar algunos días más). Pero para eso debería ganar Michigan (que reparte 16 electores y donde Trump tiene una ventaja de 0,5%) y Wisconsin (que otorga 10 electores y donde Biden tiene una ventaja del 0,7%).

Si Biden prevaleciera en Georgia y Arizona, podría llegar a 270 votos electorales. O podría convertirse en presidente simplemente recuperando Michigan, Wisconsin y Pensilvania.

En Georgia, donde Trump tiene una ventaja de 2% con alrededor del 94% de los votos escrutados, una filtración en un centro de procesamiento en la parte central del estado retrasó la tabulación de algunas boletas para Atlanta y sus condados suburbanos, que se consideran como baluartes demócratas.

"El camino de Biden no ha cambiado en gran medida desde que entró en esta carrera", dijo Guy Cecil, presidente de Priorities USA, un líder Súper PAC demócrata, hoy temprano. "Todavía hay al menos cinco estados competitivos que le dan múltiples caminos a 270. Puede llevar un par de días contar los votos, y es posible que tengamos que luchar contra la campaña de Trump en los tribunales, pero Joe Biden sigue siendo el favorito", estimó.

Biden, que compareció brevemente ante sus partidarios en Wilmington, Delaware, la madrugada del miércoles, dijo que se sentía "muy bien con Wisconsin y Michigan" y predijo una victoria en Pensilvania, un campo de batalla central que es conocido por su lento conteo de votos. "Creemos que estamos en camino de ganar estas elecciones", dijo.

Las victorias de Trump en Florida, Ohio y Texas no le crearon un nuevo camino, sino que cerraron nuevos atajos por los que Biden podría haber obtenido la victoria el día de las elecciones. En declaraciones hechas el miércoles por la mañana desde la Casa Blanca, el presidente se mantuvo firme en que se quedaría con Georgia, Carolina del Norte, Michigan, Wisconsin y Pensilvania, todos los estados con porcentajes significativos de boletas por contar.

Las vías de Trump para llegar al triunfo

"No los necesitamos a todos" para ganar, dijo el mandatario. El camino de Trump para ganar un segundo mandato depende de mantenerse en el campo de batalla de los estados de los Grandes Lagos que ganó en 2016 y de retener a Georgia.

"El camino de Trump es exactamente el mismo que en 2016", dijo Alex Conant, un estratega republicano que es un veterano de las campañas del senador Marco Rubio. "Necesita tener un desempeño superior en algunos estados tradicionalmente azules".

Pensilvania, en el que Trump lleva ventaja, es un estado clave para las posibilidades dle mandatario. Si ganara los estados en los que lleva ventaja en el conteo (Georgia, Carolina del Norte, Michigan y Pensilvania) lograría cruzar el umbral de 270 electores.

En Wisconsin, Biden estaba muy por delante de los márgenes de Hillary Clinton en 2016 en el condado de Waukesha, un suburbio de Milwaukee, y el condado de Dane, hogar de la ciudad liberal de Madison. La participación de Milwaukee pareció ser menor que en 2016, una posibilidad preocupante para Biden dada la fuerte inclinación demócrata de la ciudad. Aún así, los demócratas confiaban en que el recuento final de votos favorecería a Biden.

"Creo que si miras lo que se cuenta y lo que no se cuenta, es casi seguro que Biden ganará Wisconsin", dijo Sachin Chheda, estratega demócrata en Milwaukee.

Elecciones en EE.UU. así reflejan los medios del mundo la tensión del recuento

Y luego está Nebraska, uno de los dos estados, junto con Maine, que dividen sus votos electorales por distrito del Congreso. Biden ganó el Segundo Distrito del Congreso del estado, que incluye Omaha. La presidenta del Partido Demócrata de Nebraska, Jane Kleeb, declaró la victoria la madrugada del miércoles. "Omaha ahora es Joe-maha", dijo.

Debido a que Biden ganó ese único voto electoral de Nebraska y ganó en Arizomna, podría asegurar la presidencia al ganar Michigan y Wisconsin, independientemente del resultado en Pensilvania.

The New York Times