Elecciones en EE.UU.: crece la polémica por el bloqueo de Twitter y Facebook a un artículo sobre Biden

NUEVA YORK.- Un escándalo vuelve a polarizar a la ya dividida escena política en Estados Unidos. El diario New York Post publicó una serie de artículos en la que se presenta presunta evidencia sobre turbulentos vínculos corruptos entre el demócrata Joe Biden, su hijo Hunter y negocios ucranianos y chinos. La polémica no tardó en escalar luego de que Facebook y Twitter bloquearan el vínculo al artículo, y al ring fueron a parar los medios, las autoridades de esas redes sociales y los candidatos presidenciales.

El New York Post ya eligió hasta el nombre para su serie de publicaciones: Los Archivos de Hunter Biden (Hunter Biden Files, en inglés). La primera entrega de esta serie dio a conocer supuestos correos electrónicos en los que Vadym Pozharskyi, un asesor de la mesa directiva de Burisma -compañía energética ucraniana- agradece a Hunter por haberle presentado al entonces vicepresidente.

Desde la publicación de aquel primer artículo, que retrotrae denuncias de años pasados, comenzó una suerte avalancha mediática que ahora derivó en denuncias de censura contra los gigantes de las redes sociales Twitter y Facebook.

El presidente Donald Trump amenazó hoy con eliminar la inmunidad que cubre a Facebook y Twitter por los contenidos subidos por terceros. "Si las Big Tech persisten, en coordinación con los principales medios de comunicación, debemos despojarlos inmediatamente de sus protecciones de la Sección 230", tuiteó hoy el mandatario, en referencia la norma que protege a las redes sociales de cualquier responsabilidad por lo publicado. "Cuando el gobierno garantizó esas protecciones, ¡crearon un monstruo", añadió. Antes, Trump había reprochado a Facebook y a Twitter haber bloqueado el vínculo al artículo del New York Post.

Twitter, la empresa dirigida por Jack Dorsey, eliminó hasta la URL de su plataforma al aducir que la historia viola sus política contra la publicación de material digital robado y el uso de información personal. La medida provocó que representantes del partido republicano citaran al CEO a comparecer frente al Congreso por actos de censura.

"No sé si las historias del New York Post son ciertas", señaló Ted Cruz. Pero "Twitter, Facebook y los millonarios de la tecnología están interfiriendo en las elecciones", añadió, y dijo que se trató de un acto de "censura" sin precedentes, a tres semanas de que Estados Unidos elija nuevo presidente.

El comité judicial del Senado, donde los republicanos son mayoría, votará "el martes para citar a Jack Dorsey a comparecer" ante ese órgano el viernes siguiente, afirmó Ted Cruz. Dorsey debe "explicar por qué Twitter está abusando de su poder para silenciar a la prensa y cubrir acusaciones de corrupción", declaró el legislador, acompañado del jefe del Comité, Lindsey Graham, a Fox News y C-Span.

Facebook, por su parte, tomó una estrategia menos drástica. La compañía comandada por Mark Zuckerberg limitó la distribución del artículo en sus plataformas hasta tanto se compruebe que la información publicada sea fidedigna.

"Qué terrible que Facebook y Twitter quitaran la historia de los correos electrónicos de 'Pistola Humeante' relacionados con Joe Biden el Dormilón y su hijo Hunter, en el @NYPost," publicó Trump en Twitter. "Es solo el comienzo para ellos. No hay nada peor que un político corrupto", añadió.

El senador republicano Josh Hawley, por su parte, "invitó" al CEO de Twitter, pero también al de Facebook, Mark Zuckerberg , a testificar "en una fecha indeterminada" ante un subcomité del Senado, según correos dirigidos a los dos directivos.

En un comunicado, el vocero de la campaña de Biden, Andrew Bates, dijo: "Hemos revisado los horarios oficiales de Joe Biden desde el momento y no se llevó a cabo ninguna reunión, como alega el New York Post".

Durante la campaña y hasta en el muy polémico debate entre Biden y Trump, Hunter ha sido foco para provocar críticas en la campaña demócrata. El mandatario cuestionó sus problemas de adicción, a lo que el demócrata contestó: "Mi hijo, como mucha gente, como mucha gente que conoces en casa, tenía un problema de drogas", y subrayó: "Lo ha superado, lo ha arreglado, ha trabajado en ello. Y estoy orgulloso de él. Estoy orgulloso de mi hijo ".

Todavía no está claro si la la supuesta evidencia que involucra a la familia Biden con negocios corruptos es auténtica, ni cómo fue el camino de aquel disco duro hacia el diario neoyorquino. Este medio intentó comunicarse con el New York Post para conocer más detalles al respecto, pero desde la redacción se limitaron a explicar que por cuestiones de trabajo remoto era imposible conseguir una declaración.

Según reportaron Emma Jo-Morris y Gabrielle Fonrouge -autoras de la serie de artículos-, los materiales que servirían de evidencia surgen de una computadora que aparentemente fue abandonada en un sitio de reparación de electrónicos en Delaware. Antes de hacer la denuncia y entregar el equipo a las autoridades, el dueño del establecimiento -a quien se cita como una fuente anónima- una copia del disco duro que terminó en manos del exalcalde de Nueva York Rudy Giuliani.

El letrado que representa al presidente Trump publicó un video en el que describe "el esquema de los crímenes de la familia Biden". "Habrá esfuerzos por censurar y bloquear esta información", aseveró Giuliani, quien además señaló el problema de adicciones de Hunter.

Un conflicto que regresa

En 2014, el entonces vicepresidente Joe Biden encabezó los esfuerzos diplomáticos para apoyar al nuevo gobierno democrático de Ucrania. La sospecha apareció cuando su hijo, Hunter, fue contratado por la empresa gasífera ucraniana Burisma.

Las alarmas -especialmente en el ala política republicana- no tardaron en sonar. La Casa Blanca de Barack Obama adujo que no había conflicto de intereses porque Hunter Biden era un ciudadano privado.

Desde entonces, el caso ha sido eje de escrutinio público y privado. En septiembre de este año, un comité republicano en el Senado -después de más de un año de investigación- resolvió que no existe evidencia de influencia indebida o irregularidades por parte del ahora candidato presidencial demócrata.

No obstante, según el cuerpo legislativo estadounidense, Hunter Biden habría utilizado el nombre de su padre para cerrar negocios. A menos de tres semanas de las próximas elecciones presidenciales, el artículo del New York Post llega como un nuevo escándalo al país.