Elecciones en Dinamarca: la batalla por el poder se libra en el centro

© Sergei Grits / AP

En esta jornada de elecciones parlamentarias en Dinamarca, 14 partidos compiten por formar una coalición y los sondeos pronostican un resultado muy ajustado. La actual primera ministra socialdemócrata, Mette Frederiksen, es la favorita, pero es posible que ni la coalición de izquierda ni la de derecha consigan la mayoría parlamentaria.

Con nuestra corresponsal en Estocolmo, Carlotta Morteo.

Para gobernar en Dinamarca, se requiere un mínimo de 90 escaños en el Parlamento. Según los sondeos, el bloque de izquierdas sólo puede conseguir de manera segura 85 escaños y el de derechas 72.

La batalla se libra en el centro, con un partido que ha experimentado un ascenso meteórico en la intención de voto en las últimas semanas. El partido Los Moderados, fundado por el ex primer ministro Lars Lokke Rasmussen, obtendría casi el 10% de los votos, es decir, 18 escaños en el Parlamento. Un resultado que podría decantar las elecciones hacia un lado u otro.

Proyecto centrista

Experimentado, buen negociador y ex ministro de Economía, Lars Lokke Rasmussen fue jefe de Gobierno entre 2009 y 2011, y después entre 2015 y 2019. Se encuentra en la posición de hacedor de reyes.

Su objetivo es salir de las lógicas izquierda/derecha, federarse en torno a un proyecto centrista y obtener, por supuesto, un papel decisivo en el próximo gobierno. Si bien se ve a sí mismo en un gobierno con Mette Frederiksen, queda por ver si los socios de izquierda de la primera ministra saliente apoyarían esa alianza.


Leer más sobre RFI Español