Elecciones en Brasil: Larreta y otros referentes opositores saludaron a Lula da Silva por la victoria ante Bolsonaro

Horacio Rodríguez Larreta y Lula da Silva
El saludo de Horacio Rodríguez Larreta a Lula da Silva tras vencer a Jair Bolsonaro en las presidenciales

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, felicitó este domingo por la noche a Lula da Silva tras su victoria en las elecciones presidenciales de Brasil, en las que se impuso con más del 50% de los votos sobre el actual mandatario y candidato derechista Jair Bolsonaro. “Felicitaciones al pueblo hermano de Brasil por la jornada democrática que han celebrado y especialmente a @LulaOficial, nuevo presidente electo”, dijo a través de la red social Twitter pasadas las 20.

Necesitamos construir una relación madura entre nuestros países que nos permita potenciar las posibilidades de desarrollo”, sostuvo. En esa línea, explicó que “Trabajar juntos con Brasil es clave para recuperar la confianza internacional y crecer”. Y propuso: “Tenemos que poner la integración en el centro de la agenda, buscando un Mercosur más abierto al mundo y aprovechando el contexto para consolidarnos como proveedores de alimentos y energía”.

En los últimos tramos del breve hilo publicado por Rodríguez Larreta, le deseó al también expresidente brasileño “muchos éxitos” y completó: “Espero que en el futuro podamos reconstruir los lazos históricos que nos unen sobre la base del diálogo y el interés mutuo. Parabéns e muito sucesso!”. El tuit del referente del Pro se sucede a los de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y el presidente Alberto Fernández, quienes celebraron la victoria de Lula.

Desde la oposición, se pronunciaron también Facundo Manes (UCR) y Martín Lousteau (UCR). El neurocirujano felicitó al nuevo mandatario electo y acotó: “El desafío conjunto es lograr la unidad de la región para avanzar hacia el desarrollo”. De la misma manera lo hizo el exministro de Economía, quien auguró “lo mejor para su gestión, con el deseo de que nuestros países se encuentren en el camino del diálogo y la cooperación bilateral para enfrentar desafíos”.

Junto a ello, la Unión Cívica Radical difundió un comunicado en el que expresó: “La complementariedad y destino común de nuestras economías, los indisolubles vínculos de hermandad entre nuestros pueblos nos lleva a coincidir con el expresidente Fernando Henrique Cardoso y confiar en el profundo compromiso social y democrático del futuro Presidente de los brasileños”. Poco después, Gerardo Morales hizo lo propio y apostó a construir una “región más fuerte y unida”.

Hacia adentro de la Coalición Cívica ARI, Maxi Ferraro se sumó a Manes y Lousteau, y analizó: “La Argentina y Brasil deben fortalecer la cooperación y trabajar por una región en paz, que respete los derechos humanos y afronte las desigualdades existentes”. Por su parte, el expresidente del Senado durante la gestión de Cambiemos, Federico Pinedo, remarcó que el líder del Partido de los Trabajadores “contará con una Argentina constructiva para fortalecer una mayor integración al mundo”.

Pasadas las 21, la diputada de Juntos por el Cambio Margarita Stolbizer se pronunció sobre la victoria electoral.Además de saludar el éxito de Lula en Brasil, cuánto necesita Argentina un próximo gobierno que asuma con ese mismo discurso: sin odio ni violencia, diálogo y unidad, combate al hambre y la pobreza, credibilidad y reinserción mundial, reindustrialización y compromiso ambiental”, fueron las palabras de la también líder del partido GEN.

En un tono similar, Florencia Arietto (JxC) despotricó contra el gobernador bonaerense Axel Kicillof por su posteo en consecuencia de los comicios brasileños: “Cierra los comentarios el Gobernador porque mientras él festeja el triunfo de Lula, los ciudadanos bonaerenses de Pilar están en la calle pidiendo seguridad porque la provincia está tomada por los delincuentes. Caradura”.

Una reñida elección presidencial, definida en el voto por voto

Lula da Silva fue considerado como vencedor de la cita electoral poco antes de las 20 (hora local), con el 98,91 por ciento de voto escrutado, tras recibir mas de 59 millones de votos.

Con este resultado, Bolsonaro se convierte en el primer presidente brasileño en no lograr la reelección después de una legislatura iniciada en enero de 2019 que estuvo marcada, entre otros temas, por su polémica gestión de la pandemia y constante insistencia sobre el fraude.

La jornada electoral cierra una tensa campaña de violencia política y polarización para un país que sale muy dividido y con un presidente que tendrá 77 años cuando asuma el cargo. Será su tercera etapa en el poder tras sus dos mandatos entre 2003-2010.