Elecciones en Brasil: Lula Da Silva lanzó su candidatura a la presidencia y alertó que la “democracia está en juego”

·3  min de lectura
El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva pronuncia un discurso durante el lanzamiento de su campaña para las elecciones presidenciales de octubre en Brasil
NELSON ALMEIDA

BRASILIA.- El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva lanzó este sábado su precandidatura al Palacio del Planalto en un acto que oficializó al exgobernador de Sao Paulo Geraldo Alckmin como su compañero de fórmula para octubre.

Con una estética colorida, diferenciándose del rojo tradicional del Partido de los Trabajadores (PT), y el eslogan “Vamos juntos por Brasil”, Lula leyó un discurso en el que aseguró que la “democracia está en juego” en la próxima elección presidencial y defendió el legado de sus gobiernos (2003-2010).

Lula, durante el acto lanzamiento de su campaña
NELSON ALMEIDA


Lula, durante el acto lanzamiento de su campaña (NELSON ALMEIDA/)

“El grave momento que el país atraviesa nos obliga a superar eventuales diferencias. Queremos unir a los demócratas de todos los orígenes y matices para enfrentar la amenaza totalitaria, el odio, la discriminación, la exclusión que pesa sobre nuestro país”, dijo el expresidente izquierdista, en un discurso que se extendió por más de 45 minutos.

Cerca de 3000 militantes de izquierda seguían el acto, en un centro de convenciones en la zona norte de San Pablo. “Brasil, urgente, Lula presidente”, gritaron cuando Lula apareció en el escenario, cerca del mediodía.

El expresidente hizo hincapié en las conquistas y programas sociales lanzados durante su gobierno. Atacó además al gobierno del presidente Jair Bolsonaro, afirmando que lastima las instituciones y la democracia y fustigó al mandatario por su gestión de la pandemia del Covid-19.

Lula saluda a sus seguidores durante el acto en San Pablo
NELSON ALMEIDA


Lula saluda a sus seguidores durante el acto en San Pablo (NELSON ALMEIDA/)

Además, se refirió al aumento de los precios de los combustibles, la inflación y el desempleo en Brasil para castigar a Bolsonaro, su probable adversario en octubre.

Nunca fue tan fácil elegir. Para salir de la crisis, Brasil necesita volver a ser un país normal”, dijo Lula, con una enorme bandera brasileña de fondo.

El petista defendió la soberanía nacional y criticó las privatizaciones. Además, dijo no tener deseos de venganza tras haber pasado 580 días preso por corrupción en un proceso anulado por el Supremo Tribunal Federal.

La fórmula

La elección de Alckmin como compañero de fórmula, una unión improbable hasta hace poco tiempo, forma parte de una estrategia del PT para girar al centro y conquistar electores en esa franja.

El exgobernador de San Pablo, Geraldo Alckmin, habla en una pantalla durante el lanzamiento de la campaña del expresidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva
NELSON ALMEIDA


El exgobernador de San Pablo, Geraldo Alckmin, habla en una pantalla durante el lanzamiento de la campaña del expresidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva (NELSON ALMEIDA/)

El exgobernador paulista Alckmin, quien dio positivo para Covid-19 el viernes, brindó por su parte un mensaje por videollamada transmitida en una pantalla gigante. Histórico adversario de Lula cuando formaba parte del Partido de la Social Democracia brasileña (PSDB), Alckmin recordó la época en que se enfrentaron y dijo que el momento actual obliga a superar diferencias.

“Ninguna divergencia del pasado, ni las disputas de ayer ni eventuales diferencias de hoy o de mañana, nada servirá de razón o pretexto para que deje de apoyar y defender con toda mi convicción la vuelta de Lula a la presidencia de Brasil”, aseguró Alckmin.

“Sin Lula no habrá alternancia de poder en el país, y sin alternancia no habrá garantías para nuestra democracia. Lula es hoy la única vía de la esperanza para Brasil”, agregó el exgobernador paulista.

Además de líderes del PT, entre ellos la titular Gleisi Hoffmann y la expresidenta Dilma Rousseff, y del Partido Socialista Brasileño de Alckmin, acompañaron la ceremonia dirigentes del Partido Comunista de Brasil, Rede y otros partidos de izquierda, movimientos sociales y centrales sindicales.

Dificultades

La campaña de Lula atraviesa dificultades y ha hecho públicas sus diferencias las últimas semanas. Dirigentes de izquierda han presionado para que Lula “ocupe la calle” y lleve la campaña fuera de su núcleo duro de seguidores, con quienes ha compartido actos este año.

El líder petista también ha tenido varios tropiezos discursivos, con referencias polémicas a asuntos como el aborto y la guerra en Ucrania. Para evitar entrar en polémicas, Lula leyó su discurso el sábado, con pequeñas improvisaciones al comienzo y al final de la lectura.

Uno de los motivos de nerviosismo es el acercamiento de Bolsonaro en las encuestas, que ha recortado la ventaja según diferentes sondeos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.