"Elecciones del 6 de junio refrendarán al presidente", dice Monreal

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 21 (EL UNIVERSAL).- En las elecciones del próximo 6 de junio se refrendará el cambio de régimen y se juega el destino del país, más allá de ser una simple elección en la que a pesar de que el presidente Andrés Manuel López Obrador no aparezca en la boleta, sí será refrendado, dijo el presidente de la Junta de Coordinación Política y líder de la bancada morenista del Senado, Ricardo Monreal Ávila.

El gobierno actual, dijo, prefirió un cambio de régimen y transformar las instituciones, lo que ha generado desencuentros, confrontación y crispación social y política.

"Dos visiones se encuentran, dos visiones estarán en las urnas, dos visiones serán las que decidan, una de ellas, el rumbo a seguir", señaló.

Al referirse al proceso electoral, que ha sido considerado el más grande y complejo en la historia del país, señaló que el gobierno federal tenía la disyuntiva de continuar con las mismas políticas públicas que se aplicaron en el pasado o procesar un cambio de régimen y provocar una transición, con la modificación y transformación de las instituciones nacionales.

"Si el proceso que viene a verificarse en la primera semana de junio, tiene el carácter refrendatorio o simplemente es una elección de renovación de estructuras legislativas y ejecutivas en el país", dijo.

"Desde mi punto de vista, a pesar de que el Presidente López Obrador no estará en las boletas, sí será refrendatorio. Y, ahí se juega el destino del país, el rumbo del país, lo que la ciudadanía mayoritariamente decida sobre cómo continuar".

En un video que publicó en su cuenta de Twitter, el legislador pidió a las personas que participen en la jornada, que se informen para tomar una decisión razonada al momento de votar puesto que esta, señaló, no es una simple elección.

Consideró normal la polarización y enfrentamiento sobre las distintas visiones del país.

"Los momentos que vivimos son inéditos, pero ameritan una profunda reflexión. La polarización, el enfrentamiento entre visiones de país y el desencuentro político entre grupos o partidos políticos es normal, es natural, y la convulsión provocada por el nuevo gobierno, también me parece normal", dijo.

"El gobierno tenía una disyuntiva: o continuar con las mismas políticas públicas del pasado o procesar un cambio de régimen y provocar una transición con la modificación y la transformación de las instituciones nacionales".

La complejidad del proceso electoral estriba en que se renovarán estructuras legislativas y ejecutivas: diputados federales, gubernaturas, congresos locales, presidencias municipales y alcaldías.