Elecciones 2021: Wado de Pedro irá al Congreso el martes en busca de acuerdos para postergar las elecciones

Santiago Dapelo
·3  min de lectura
Mayra Mendoza y Eduardo "Wado" de Pedro al llegar al acto en la sede de la CGT
Julián Álvarez

Tras el impacto político que causó el avance de las negociaciones entre el oficialismo y la oposición para postergar las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) de agosto a septiembre y las generales de octubre a noviembre, fuentes oficiales confirmaron que el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, irá al Congreso el próximo martes con el propósito de hablar sobre este tema con los jefes de los interbloques y otros referentes de la oposición.

Sin embargo, tras el “escándalo político” de ayer, desde Juntos por el Cambio le exigieron a la Casa Rosada que haga pública su postura en torno a las elecciones. “A esta altura, una reunión así solo suma confusión”, dijeron fuentes de la coalición opositora. Así lo resolvieron los líderes parlamentarios de Juntos por el Cambio. El martes por la tarde se reunirá la mesa nacional de la coalición.

Venezuela bloquea investigaciones judiciales contra exfuncionarios kirchneristas

Ante el avance de la segunda ola de contagios, la meta del gobierno nacional es lograr un acuerdo sobre algunos criterios y situaciones específicas para aplazar los comicios, como la ocupación de camas de terapia intensiva, la cantidad de contagios o la mortalidad.

El objetivo de De Pedro, que estará acompañado por el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y el jefe del bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner, es reunirse con Mario Negri (Juntos por el Cambio), Eduardo Bali Bucca (Federal) y José Ramón (Unidad y Equidad Federal), entre otros, pero hasta ahora no llegaron las invitaciones formales.

Ayer, como adelantó LA NACION, el oficialismo y la oposición exploraron la posibilidad de aplazar las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) de agosto a septiembre y las generales de octubre a noviembre. Una vez que las conversaciones tomaron estado público se generó un intenso conflicto en la coalición opositora que llevó a los propios protagonistas a relativizar el acuerdo. Pese a que hasta entonces no solo quienes participaron de la reunión sino también otros referentes de Juntos por el Cambio habían admitido el avance de los diálogos. Después, las autoridades de la UCR y la Coalición Cívica negaron de plano estar negociando.

El encargado de realizar el planteo fue Máximo Kirchner tras participar de un almuerzo con el presidente Alberto Fernández; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; Massa, Kirchner y De Pedro en la quinta presidencial de Olivos.

Mayra Mendoza y Eduardo "Wado" de Pedro al llegar al acto en la sede de la CGT
Julián Álvarez


El ministro del Interior, Wado de Pedro, busca consensuar con la oposición la postergación de las elecciones (Julián Álvarez/)

Ante el pedido del líder de La Cámpora, el intendente de Vicente López, Jorge Macri, y Cristian Ritondo, líder del bloque de Pro, pidieron avanzar con algunos criterios y situaciones específicas para aplazar las primarias. Es decir, fijar indicadores comunes, como la ocupación de camas de terapia intensiva, la cantidad de contagios o la mortalidad. Horas más tarde, sin embargo, negaron las conversaciones con el oficialismo.

En el encuentro, que se realizó en el salón de los Escudos, en el Ministerio del Interior, también estuvieron el gobernador bonaerense, Axel Kicillof y Cafiero, que llegó para el cierre tras pasar todo el día con el jefe del Estado en Olivos. También estuvo el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, una de las voces que representa a los jefes comunales del peronismo.

Además, se llegó a un compromiso para resolver otra de las grandes incógnitas: la provincia de Buenos Aires acompañaría la decisión nacional. Así lo dejaron en claro con su presencia Ritondo, cercano a la exgobernadora María Eugenia Vidal, y Macri –uno de los líderes del grupo Dorrego–, dos referentes del espacio en el principal bastión electoral. El plan en marcha, que ya se habló con Kicillof, pasa por plegar el calendario bonaerense al nacional por decreto. Así, saltearían el debate en la Legislatura bonaerense.