Elecciones 2021: Patricia Bullrich desafía a Horacio Rodríguez Larreta y quiere discutir el perfil del espacio en la ciudad

Matías Moreno
·5  min de lectura
Patricia Bullrich llega a la conferencia de prensa de Juntos por el Cambio
Fabián Marelli

Las tensiones internas en Pro por la estrategia electoral en la Ciudad están lejos de aplacarse. A la espera de que el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta , active en las próximas semanas las negociaciones con sus socios para delinear el armado en el distrito, Patricia Bullrich suma presión y desafía al alcalde con otro pedido: no solo quiere incidir en la confección de las listas, sino que también pretende discutir los ejes de la campaña y la línea discursiva del espacio.

Al parecer será difícil consensuar en torno a ese punto, ya que mientras Larreta pregona un discurso moderado, con el objetivo de ampliar a Juntos por el Cambio, Bullrich apela a un tono combativo, para conservar al núcleo duro del macrismo . “No es un tema de cargos. Queremos discutir conceptos, el mensaje, la caracterización del Gobierno y cuál es la mejor forma de representación ”, remarcan cerca de la exministra de Seguridad.

De hecho, Bullrich está convencida de que sus posturas en temas clave de la agenda opositora, como el “vacunatorio vip”, empujaron al alcalde porteño a endurecer sus críticas públicas hacia la Casa Rosada. Para el larretismo, esas son diferencias “tácticas”, no estratégicas. “Valoramos el aporte de Patricia a la oposición, más allá de los matices en el tono”, replica un alfil de Larreta, con actitud conciliadora.

Pfizer y el Gobierno: las tramas detrás de las vacunas que nunca llegaron

En la Ciudad avisan que la oferta electoral en el distrito exhibirá amplitud, en sintonía con el proyecto nacional que construye Larreta . “En la campaña queremos mostrar que desde la Capital irradiamos un planteo electoral que sirve para ponerle un freno al kirchnerismo en su avance sobre las instituciones y, al mismo tiempo, ser una alternativa para 2023”, anticipa un funcionario porteño.

En el entorno de la titular de Pro esperan señales de Larreta para iniciar las tratativas desde hace varias semanas. E insisten en que, si no hay definiciones en el corto plazo, Bullrich buscará cerrar acuerdos para competir en una eventual interna con el larretismo en las PASO . “Larreta no contesta, no dice nada”, repiten, con fastidio, cerca de Bullrich.

Entusiasmada con su posicionamiento en el tablero opositor -y en las encuestas que analiza-, la exfuncionaria deja entrever sus intenciones de encabezar la lista de diputados nacionales en la Ciudad. Y se muestra confiada frente a quienes podrían ser sus eventuales contrincantes en una interna con el larretismo -desde los ministros Fernán Quirós (Salud) y Soledad Acuña (Educación) hasta María Eugenia Vidal-. “Yo me le animo a cualquiera”, avisa Bullrich ante sus interlocutores. Por esa razón, si bien su equipo -encabezado por Gerardo Milman- ya trabaja junto con el senador nacional Esteban Bullrich en un armado en la provincia, donde exploran un acuerdo con Jorge Macri, intendente de Vicente López, la titular de Pro descarta la posibilidad de competir en el terruño bonaerense ante la chance de que Vidal, tentada por Larreta, regrese a la Ciudad para encabezar la nómina del conglomerado opositor.

Patricia Bullrich
Prensa CTE


Patricia Bullrich (Prensa CTE/)

En su fuero íntimo, Bullrich intuye que un posible triunfo en el bastión de Pro la catapultará en la carrera por la presidencia. O, al menos, especulan cerca suyo, se sentará en la mesa de los dirigentes con aspiraciones. “Paso a paso. No hay que adelantar la discusión por 2023”, repite Bullrich ante sus colaboradores.

En el larretismo hay lecturas disímiles sobre el factor Bullrich. Mientras algunos se inquietan por sus movimientos, otros no temen que se convierta en una amenaza para el proyecto presidencial del alcalde. “Horacio le gana a cualquiera que le pongan enfrente en una PASO”, enfatiza un ladero de Larreta.

El jefe de gobierno, que apuesta por la gestión como su principal activo electoral, buscará armar listas con “candidatos competitivos”, para evitar que el kirchnerismo acceda a una mayoría propia en Diputados. Y confía en llegar a un acuerdo con Bullrich con un indicador: los números de las encuestas. En un contexto complejo y con el cristinismo abroquelado en la vereda de enfrente, el alcalde prefería eludir una contienda intramuros en agosto. “La idea es llegar a un consenso civilizado, pero le perdimos el miedo a la interna” , aclara uno de sus armadores. También especulan con la incertidumbre en torno al cronograma electoral. ¿Habrá PASO? “No sabemos qué va a hacer el Gobierno”, admiten.

En Uspallata remarcan que la coalición no puede arriesgarse a perder “ni un diputado”. Por eso, consideran, tendrán que ser precisos a la hora de elegir candidatos. La fuerza renovará diez diputados nacionales y veinte legisladores porteños en la Capital. “Necesitamos sacar 65 puntos para lograr eso. Es muy difícil, pero hay que lograr representar a una mayoría contundente”, apunta un funcionario cercano a Larreta.

Cumbre Pro
Prensa Pro


Cumbre Pro (Prensa Pro/)

En el campamento de Bullrich saben que la negociación con Larreta será compleja. Remarcan que el jefe de gobierno tiene todo su armado “loteado” por los acuerdos que selló durante los últimos años con Martín Lousteau y la UCR porteña, Confianza Pública, de Graciela Ocaña, o el socialista Roy Cortina. “Larreta no es el dueño de todo”, resaltan en la cúpula de Balcarce 412, sede de Pro.

Otra fuente cercana a la exministra admite que será difícil pelear contra la estructura de Larreta, quien incorporó a su gobierno a decenas de exfuncionarios del macrismo y a alfiles de María Eugenia Vidal, Emilio Monzó y Rogelio Frigerio.

Jorge Macri: “Monzó no es parte de Juntos por el Cambio en la provincia; hay sumas que restan”

Sin un rol de gestión, Bullrich continuará con sus recorridas por el conurbano y el interior del país. Entiende que sus movimientos y el perfil que le dio al partido cuentan con el aval de Mauricio Macri. Atento a la disputa entre Bullirch y Larreta, el expresidente alienta las internas para dirimir las diferencias en el espacio. Y envía señales de que se mantendrá en una postura “ecuánime”.

“Mauricio se pone por encima de las discusiones, pero pulsea por abajo”, dice uno de los estrategas de Bullrich. De hecho, los armadores de la exministra creen que la presencia de Hernán Lombardi, quien orbita cerca de Macri, en la presentación del libro de Bullrich, en La Plata, fue otro guiño al sector de los duros. Junto a Milman y Florencia Arietto, Lombardi figura en la lista de candidatos de los “halcones” en la provincia. Esa fracción podría confluir con el Grupo Dorrego, que lidera Jorge Macri, en una eventual interna contra el larretismo.

Fiel al fundador de Pro, Bullrich cree que Macri busca “reivindicar su gestión”, pero, al igual que Larreta o Lousteau, no lo ve con ganas de volver a pelear por la presidencia.