Elecciones 2021: guiño del Senado para garantizar las PASO en agosto

Gustavo Ybarra
·3  min de lectura
El Senado sesionó y aprobó un proyecto para suspender las causales de caducidad de los partidos
Twitter

El Senado dio un paso para confirmar la realización de las elecciones primarias , convocadas para el 8 de agosto por la Cámara Nacional Electoral, al aprobar y girar a la Cámara de Diputados un proyecto de ley que suspende la caducidad de la personería jurídica los partidos políticos que no hayan renovado autoridades o que no cumplan con el requisito mínimo de afiliados.

El texto fue aprobado por unanimidad a pesar de que los gobernadores vienen reclamando la suspensión de las PASO, por las dificultades que imponen las medidas de distanciamiento por la pandemia de Covid-19, y que el Senado suele ser la caja de resonancia de la voz de los mandatarios provinciales en el Congreso.

La iniciativa deja en suspenso la aplicación de las sanciones en virtud de las dificultades provocadas en el normal funcionamiento de los partidos políticos como consecuencia de las medidas sanitarias dispuestas por el Poder Ejecutivo en el marco de la pandemia de coronavirus.

El proyecto, que deberá ser aprobado por la Cámara de Diputados para convertirse en ley, suspende el cumplimiento de esos requisitos hasta el 31 de diciembre de este año, por lo que habilitará a todas las fuerzas que se encuentren en situación irregular a participar en las elecciones legislativas de medio término.

En su escueto articulado, el proyecto suspende la aplicación de las causas de caducidad de la personería jurídica de los partidos políticos previstas en dos incisos del artículo 50 de la Ley Orgánica de los Partidos Políticos.

Se trata de las obligaciones de los partidos políticos de renovar autoridades cada cuatro años y de tener un número mínimo de afiliados, equivalente al 4 por mil del padrón electoral del distrito en el que se encuentren inscriptos.

Las disposiciones de la iniciativa no afectarán los procesos electorales internos que ya se encuentren en marcha, los que podrán continuar hasta su finalización, salvo que nuevas medidas sanitarias dispuestas por las autoridades nacionales obliguen a su interrupción.

El proyecto también suspende las sanciones por el incumplimiento de la obligación de destinar un porcentaje del aporte anual que reciben del Estado los partidos políticos a actividades de capacitación.

Como contrapartida, se reclama a las fuerzas que las partidas correspondientes se destinen a incorporar tecnología que permita dictar las capacitaciones de manera digital.

Voto por correo

En la misma sesión, Juntos por el Cambio reclamó el tratamiento de un proyecto de ley que busca restituir el voto por correo para aquellos argentinos que se encuentran en el exterior y que no puedan concurrir a una embajada o consulado a emitir su sufragio.

Ese derecho fue consagrado durante el gobierno de Mauricio Macri, en la reglamentación de la ley que permite el voto en el exterior. Pero la medida fue derogada por la administración de Alberto Fernández.

“Tanto que dice el kirchnerismo que se congratula de votar leyes que amplían derechos; bueno, hoy no lo van a poder decir porque su presidente ha sacado un decreto que restringe derechos”, se quejó la macrista Laura Rodríguez Machado (Córdoba).

La senadora criticó en duros términos la medida adoptada por el Poder Ejecutivo, a la que adjudicó motivaciones políticas. “Niegan derechos porque en esas urnas ganó Juntos por el Cambio; entonces, como no les gusta el resultado, avanzan contra los derechos humanos de los electores”, sentenció Rodríguez Machado.

La propuesta fue respaldada por el peronista disidente Juan Carlos Romero (Salta), quien calificó a derogación del decreto de voto por correo desde el exterior como “una forma de conculcar, restringir derechos”. “No hay buenos argumentos, salvo que les sea desfavorable el voto en el extranjero”, afirmó el legislador.