Elecciones 2021: el Gobierno presentó su plan de reforma del cronograma de las PASO y las generales

·4  min de lectura
En la reunión, que se celebró en el despacho del presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, participaron el jefe del interbloque de diputados de Juntos por el Cambio, Mario Negri, y los presidentes de los bloques de Pro, Cristian Ritondo, y de la Coalición Cívica, Juan Manuel López
Maximiliano Vernazza/Prensa Diputados.

El ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro, les envió hoy a los jefes parlamentarios de Juntos por el Cambio en Diputados un borrador de la propuesta para postergar “por única vez” un mes las primarias y las elecciones de octubre, por la pandemia de coronavirus.

En el bosquejo de proyecto de ley que De Pedro remitió esta tarde al titular del interbloque de diputados de Juntos por el Cambio, Mario Negri, y a los presidentes de las bancadas de Pro, Cristian Ritondo, y de la Coalición Cívica, Juan Manuel López, el Poder Ejecutivo propone realizar las PASO el 12 de septiembre y las generales, el 14 de noviembre, tal como había anticipado el funcionario ayer durante su paso por el Congreso.

El Gobierno propone postergar las PASO al 12 de septiembre y las generales al 14 de noviembre

“Este aplazamiento permitirá dejar atrás el período de bajas temperaturas y mayor circulación de enfermedades respiratorias y avanzar en la campaña de vacunación”, sostiene el Gobierno entre los fundamentos de la iniciativa.

Además de correr un mes las fechas de los comicios en el calendario electoral, el Gobierno procura acortar cinco días el plazo de campaña entre las primarias y las legislativas. El oficialismo propone modificar el artículo 64 bis de la ley 19.945, que establece que la campaña se inicia 50 días antes de la fecha de las elecciones generales y finaliza 48 horas antes del inicio de los comicios. En el borrador que diseñó el Gobierno ese período se reduce a 45 días, “para que coincida con la proclamación”.

El ministro Wado De Pedro, al salir de la Casa Rosada
Hernán Zenteno


El ministro Wado De Pedro, al salir de la Casa Rosada (Hernán Zenteno/)

A su vez, con el objetivo de “garantizar un plazo suficiente para la realización del escrutinio definitivo de las PASO”, el proyecto “propone reducir de 50 a 45 días previos a la elección general el plazo para que las juntas partidarias proclamen sus candidatos”.

“En un régimen democrático representativo y republicano, la pandemia nos plantea el desafío de garantizar el pleno ejercicio de los derechos políticos individuales y colectivos y la transparencia del proceso electoral en un contexto excepcional en el que debemos evitar la aglomeración de personas y su desplazamiento en transporte público y a su vez implementar las medidas sanitarias necesarias para contener la propagación del virus”.

Rechazo de la boleta única

Por otra parte, De Pedro rechazó el pedido de Juntos por el Cambio para avanzar con la implementación de la boleta única en los próximos comicios. Según el Ministerio del Interior, “los cambios en la metodología son impracticables con un calendario electoral en marcha”. No obstante, el funcionario se comprometió a convocar a una comisión integrada por miembros del Poder Ejecutivo y del Congreso para estudiar reformas a la ley electoral. Además, el Ejecutivo descartó restablecer el voto por correo de los argentinos en el exterior y de los militares del operativo electoral, otro reclamo que hizo la oposición.

Los jefes parlamentarios de Juntos por el Cambio analizarán el borrador durante los próximos días y llevarán la propuesta ante la mesa nacional de la coalición opositora antes de emitir una respuesta. “Vamos a tomarnos un tiempo para estudiarlo”, afirmaron desde el espacio.

El conglomerado opositor puso como condición para negociar con el Gobierno que se mantuvieran las primarias y que no se unificaran los comicios.

En la fuerza también reclaman que la propuesta oficial mantenga el espíritu del proyecto presentado por los diputados radicales Carla Carrizo y Emiliano Yacobitti, que propone correr la fechas de las PASO para septiembre con el fin de acortar el tiempo entre las primarias y las generales. De esa forma, entienden en el larretismo, la modificación del calendario electoral no estaría basada solamente en una justificación sanitaria. “Es una diagonal que les permite a ellos tener un mes más para la vacunación y a nosotros garantizar la realización de las PASO”, aseguran desde Pro.

Otras elecciones en el mundo

Según el Ejecutivo, la crisis sanitaria por la pandemia de coronavirus afectó “el desarrollo de todos los procesos electorales celebrados desde principios de 2020”. “Desde el inicio de la pandemia se han celebrado 88 elecciones nacionales, según el monitoreo de IDEA Internacional. En al menos 41 de estos procesos, se debió modificar la fecha para evitar momentos críticos en el crecimiento de los contagios”, argumentó el Ministerio del Interior.

Asimismo, la administración de Alberto Fernández remarcó que en el país se produjo “un incremento sustancial” de los casos de coronavirus y que se detectó la circulación de cepas del Covid-19 más contagiosas.

También que, como expuso De Pedro ante las autoridades de Juntos por el Cambio en el Congreso, “todos los años se verifica un progresivo aumento de los casos de infecciones respiratorias agudas en la época invernal”. “Dicho aumento representa un incremento en la demanda de atención, del número de hospitalizaciones y de la mortalidad por causas respiratorias”, justificó el Gobierno.

Por lo tanto, señala el texto en sus fundamentos, es necesario efectuar “las adecuaciones operativas y legales para llevar adelante el acto electoral de una manera sanitariamente sustentable”, que garantice el derecho de los ciudadanos a votar y el de las agrupaciones políticas y sus candidatos a participar en igualdad de condiciones”.