Elecciones 2021: el Gobierno buscó el apoyo de diputados aliados para posponer las PASO

Laura Serra
·4  min de lectura
El ministro Eduardo "Wado" de Pedro busca un acuerdo amplio con los bloques políticos del Congreso para diferir por un mes las elecciones
Hernán Zenteno

Ante la indefinición de Juntos por el Cambio sobre la oferta del Gobierno para posponer, por un mes, las fechas de las elecciones primarias (PASO) y las generales, el ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro, buscó el apoyo de los restantes bloques de la oposición de la Cámara de Diputados para avanzar en su objetivo de modificar el calendario electoral. En esta oportunidad encontró una actitud más abierta de algunos de sus aliados, aunque no de todos.

En efecto, tanto el interbloque Unidad Federal para el Desarrollo, que preside el mendocino José Ramón, como un sector del interbloque Federal, que comanda Eduardo “Bali” Bucca, plantearon su fuerte preocupación por el pico de contagios que registra la pandemia, por lo que se mostraron dispuestos a discutir la postergación o bien la suspensión de las primarias de agosto. De Pedro coincide en que los meses de invierno no son propicios para celebrar las elecciones, por lo que propone postergar las primarias al 12 de setiembre y las generales para el 14 de noviembre próximos.

Con estos apoyos, el oficialismo contaría con la mayoría suficiente en la Cámara de Diputados para modificar el calendario electoral –necesita 129 votos-. Sin embargo, el propósito del ministro De Pedro es más ambicioso: lograr que la iniciativa sea aprobada por una amplia mayoría, con Juntos por el Cambio incluido. Sin embargo, este objetivo parece, por ahora, difícil de cumplir: el conflicto entre el presidente Alberto Fernández y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, por la suspensión de las clases presenciales en el área metropolitana, rompió todos los puentes con el principal espacio opositor.

Habrá que ver si el Gobierno decide avanzar igualmente sin el apoyo de Juntos por el Cambio. Los tiempos apremian: según el cronograma electoral, el Poder Ejecutivo tiene hasta la segunda semana de mayo para dictar el decreto de convocatoria de las elecciones.

Juntos por el Cambio no está convencido de modificar las reglas electorales; teme que el oficialismo finalmente suspenda las primarias. En tanto, el bloque lavagnista de Consenso Federal, en la voz del diputado Jorge Sarghini, le planteó a De Pedro que cualquier modificación del cronograma debería incluir una cláusula para garantizar que en las elecciones de 2023 se aplique la boleta única de papel como instrumento de voto.

Coronavirus: Uruguay inmuniza gracias a las vacunas de Pfizer que la Argentina dejó pasar

El planteo de Consenso Federal no coincide con el resto de su interbloque. Bucca, del PJ, al igual que Carlos Gutiérrez, de Córdoba Federal, marcaron distancia y, durante la reunión con De Pedro, sostuvieron que no les parece oportuno instrumentar reformas de fondo en materia electoral en esta instancia.

“La situación sanitaria producto de la pandemia es muy compleja. Hoy parece difícil que puedan realizarse dos elecciones este año –sostuvo Bucca-. Nada indica que el panorama vaya a diferir demasiado entre agosto y setiembre; si la intención es posponer el calendario electoral, debe haber un seguimiento muy estricto de la situación epidemiológica de la pandemia”.

En similar sentido se pronunció el diputado Ramón. “Nosotros presentamos un proyecto para suspender las primarias. La situación sanitaria es extremadamente grave en el sector hospitalario público como privado. Si la decisión es diferir las elecciones, reclamamos que el Gobierno nos presente a los legisladores un informe exhaustivo sobre la marcha de la pandemia”, sostuvo, y propuso que, de suspenderse las primarias, los recursos que no se destinarán a dichas elecciones se dirijan a las PyME.

La izquierda

Los bloques de izquierda, en tanto, no descartaron la posibilidad de aceptar la oferta de posponer el calendario electoral, siempre que se baje el umbral para la distribución de las bancas.

“Los gobernadores peronistas, algunos dirigentes de Juntos por el Cambio y también sectores del gobierno nacional intentan cambiar las reglas de juego del proceso electoral utilizando la pandemia como excusa, cuando en realidad son maniobras que responden a distintos cálculos políticos de los distintos oficialismos. Desde que se inició la pandemia hubo elecciones en más de cien países. Si bien nada garantiza que en septiembre la situación sea mejor que en agosto desde el punto de vista sanitario, seguiremos evaluando la posibilidad de que se corran un mes las elecciones –sostuvo Nicolás del Caño (FIT)-. Sin embargo, nuestro planteo principal será que se elimine el piso establecido del porcentaje de votos del padrón electoral para la distribución de las bancas, ya que la cantidad de votantes es muy probable que se vea disminuida por la pandemia y, por lo tanto, habrá que sacar un porcentaje de votos mayor para acceder a una banca.”

Romina Del Plá y Nicolás Del Caño
Prensa FIT


Romina Del Plá y Nicolás Del Caño (Prensa FIT/)

En el encuentro participaron el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; el presidente del bloque oficialista, Máximo Kirchner, y también los diputados Carlos Gutiérrez, Alejandro Rodríguez, Eduardo Buccca, Miguel Zottos, Luis Contigiani y Enrique Estévez en representación del interbloque Federal; Ricardo Wellbach, José Ramón, y Luis Di Giácomo, por el interbloque Federal para el Desarrollo.

Además, participaron los diputados y diputadas Felipe Álvarez, del bloque Acción Federal, Alma Sapag, del bloque Movimiento Popular Neuquino, Juan Carlos Giordano, del bloque Izquierda Socialista – Frente de Izquierda, Nicolás del Caño, del PTS – Frente de Izquierda, y Beatriz Ávila, del bloque Partido por la Justicia Social.